Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 30 de junio de 2011

TRATAMIENTOS DE BELLEZA EN EL EMBARAZO

Según los expertos, hay ciertas reglas de seguridad que las mujeres embarazadas deben tener en cuenta en lo que respecta a tratamientos de belleza



  • Deben evitar los químicos y la exposición química durante el primer trimestre, momento de formación de los órganos fetales. Después del primer trimestre, la preocupación no desaparece, pero los riesgos disminuyen significativamente porque todos los órganos del bebé están formados para este punto.
  • Existen bajas cantidades de tóxicos, como el formaldehído en barnices de uñas y removedores, que se absorben en cantidades insignificantes por el lecho ungueal. Las tinturas están desaconsejadas por su potencial absorción a través del cuero cabelludo, los reflejos son una opción mejor ya que no toman contacto con el mismo. Una coloración ocasional durante el embarazo no debería implicar peligro, siempre que se haga después del primer trimestre.
  • Si te acechan los dolores de cintura y espalda, asegúrate de ponerte en manos de fisioterapeutas con experiencia en masaje pre y postnatal. Al igual que el masaje, la reflexología, el reiki, y la acupuntura deben realizarlo profesionales con experiencia que sepan evitar aquellos puntos que están contraindicados en el embarazo. Con respecto a los faciales, debes evitar químicos y peelings con ácidos que pueden ser dañinos para el bebé.
  • Para blanquear los dientes conviene esperar hasta que nazca el bebé, ya que muchos blanqueadores poseen peróxido de hidrógeno.
  • Los expertos aconsejan también a las embarazadas a alejarse de los productos que contengan Retinol, derivado de la vitamina A, ya que ha habido antecedentes de futuras mamás en tratamiento con Retin-A que han dado a luz bebés con malformaciones.

lunes, 27 de junio de 2011

Controles y pruebas médicas durante el embarazo

El primer trimestre del embarazo es el de los descubrimientos. La mayoría de pruebas son de carácter exploratorio, para saber las condiciones en las que empieza tu embarazo y prever como se va a desarrollar.


PRUEBA  y ¿CUÁNDO?

Ecografía translucencia nucal: Entre las semanas 10 y 14

Análisis de orina y sangre: Uno por trimestre

Control de peso: En todas las visitas al ginecólogo

Exploración: En la primera visita al ginecólogo

Control de tensión: En todas las visitas al ginecólogo

Ecografía temprana: Entre las semanas 6 y 11

Ecografía de alta resolución-Doppler: Una por trimestre si hay riesgo

Biopsia corial: Entre las semanas 10 y 12

Screening Bioquímico precoz: Entre las semanas 9 y 11

Durante el segundo trimestre del embarazo te realizarán numerosas pruebas que te ayudarán a quedarte más tranquila al saber que todo va bien: Triple screening, ecografía de alta resolución, alfafetoproteína, análisis de sangre y orina, control de peso…

PRUEBA ¿CUÁNDO?

Triple screening: Entre las semanas 14 y 16

Ecografía de alta resolución: Semana 20

Alfafetoproteína: Entre las semanas 14 y 16

Análisis de sangre y orina: Uno por trimestre

Control de peso: En todas las visitas al ginecólogo

Test de O’Sullivan: Entre las semanas 24 y 28

Control de tensión: En todas las visitas al ginecólogo

Cordoncentesis: Semana 16

Amniocentesis: Entre las semanas 16 y 18

Doppler: Una por trimestre, si hay riesgo

Fetoendoscopia:  Semana 16


Durante el tercer trimestre, la mayoría de pruebas irán enfocadas a vigilar las posibles complicaciones que pudieran surgir de cara al parto y a la salud del bebé.

PRUEBA ¿CUÁNDO?

Ecografía: Entre las semanas 28 y 37

Análisis de sangre y orina: Uno por trimestre

Cultivo vaginal: A partir de la semana 35

Control de peso: En todas las visitas al ginecólogo

Doppler: Una por trimestre, si hay riesgo

Monitorización fetal: A partir de la semana 40

Control de tensión: En todas las visitas al ginecólogo


fuente: elembarazo.net
Si te ha gustado la entrada no dudes en twittearla o regalar un "me gusta" ♥☺
¡! Gracias ¡!
Maternidadypsicología


viernes, 24 de junio de 2011

DEPRESIÓN POSTPARTO ¿Qué hago?


Cómo superar la depresión postparto

Ha nacido el bebé y te sientes triste. ¿Por qué? Si deberías rebosar de felicidad...

Un bajón emocional, en vez de alegría, es lo que sienten muchas mujeres poco después de dar a luz. Es el “baby blues”, una depresión leve y transitoria que, según la psicóloga y directora de Quality Psicólogos, Mara Cuadrado, “afecta a una de cada dos madres”. Este episodio de llantos y falta de energía se supera en unas horas o días, aunque a veces se prolonga una o incluso dos semanas.

“En ese caso sí se aconseja una visita al psicólogo para descartar una depresión enmascarada”, dice María José Domínguez, psicóloga y presidenta de la Fundación PSIME de Psicología y Salud Holística.

En cambio, la verdadera depresión postparto (que en España afecta al 10,1% de madres, según un estudio de la Unidad de Psiquiatría y Psicología de la Mujer del Hospital Clinic, de Barcelona) suele presentarse algo más tarde, con síntomas más intensos, incapacitantes y duraderos, y debe tratarse para impedir que vaya a más e “impacte” en la relación madre-hijo.

MOTIVOS PARA ESTAR TRISTE

El “baby blues” se considera una reacción fisiológica o normal, de tipo adaptativo, en el postparto inmediato. Hay varios motivos que explican este repentino decaimiento.

“Uno de ellos es el cansancio que aparece tras el estrés del parto, que afortunadamente tiene su recompensa. No hay que confundirlo con depresión. A menudo, basta con que la nueva madre pueda descansar para superarlo”, dice María José Domínguez.

Otro motivo es la preocupación por la responsabilidad adquirida y el temor a no hacerlo bien. “Yo a esta pequeña crisis la llamo el ‘¿podré...?’, porque son frecuentes expresiones del tipo ‘¿podré ser una buena madre?’,‘¿podré ser capaz de criar bien a mi hijo?’... La mejor prevención contra estos temores es la información y la preparación psicoterapéutica recibidas durante el embarazo”, dice María José Domínguez, quien también recomienda como terapia “las respiraciones de relajación que se aprendieron para el parto y el contacto con el bebé”.

Y un motivo más que destacan ambas psicólogas es la influencia del cambio hormonal. “Tras el parto se alteran los niveles de dos hormonas que nos han proporcionado energía durante el embarazo, la progesterona y los estrógenos, y este descenso brusco puede afectar al estado de ánimo igual que ocurre en los días previos a la menstruación”, explica Mara Cuadrado.

Otra hormona “euforizante” que puede descender tras el parto a causa del estrés es la serotonina, pero se compensa con el aumento de otras hormonas que levantan el ánimo, como la oxitocina, que se segrega al dar el pecho o, simplemente, al acariciar y mimar al bebé.

CANDIDATAS A LA DEPRESIÓN

La depresión postparto afecta por igual a mujeres de cualquier edad, raza o nivel socioeconómico, tanto si son primerizas como si ya han tenido hijos. “Las madres con otros hijos pueden estar más expuestas, por el exceso de actividad, pero también suelen superarlo antes”, apunta Mara Cuadrado.

Sí se ha demostrado que la incidencia es mayor en mujeres que han tenido antes cuadros depresivos, por eso es una circunstancia que se debe comentar al tocólogo.

También son más vulnerables las que tienen falta de apoyo o conflictos con la pareja o con la familia, dificultades laborales o económicas, eventos recientes estresantes como la muerte de un familiar, problemas con las drogas o con el alcohol, síndrome premenstrual severo o una personalidad obsesivamente perfeccionista.

Otro factor que predispone claramente a la depresión es haber tenido un mal parto o un bebé con algún problema. Pero hay madres que sufren depresión postparto sin que se den estos factores.

Por eso, explica Mara Cuadrado, “lo primero que debe hacer la embarazada es organizar su futura vida tras el parto. Sabiendo que todas las mujeres somos candidatas a estos trastornos emocionales, hay que saber prevenir. Por ejemplo, puedes preparar las ayudas que tendrás en casa, organizar tu agenda, tener lista la ropita del bebé, etc. Además, no hay que idealizar el futuro próximo y pensar que todo va a ser y tiene que ser perfecto, hay que estar preparada para el trabajo, los imprevistos y el estrés que supone la llegada del bebé”.

Y tras el parto, como aconseja María José Domínguez, “en cuanto la madre se sienta ansiosa, angustiada o desbordada, a lo más mínimo, sobre todo si ya sufrió antes una depresión, debe buscar la ayuda de un profesional de la psicología especializado, porque en ese caso los síntomas irán a más”.

NO OCULTES TU MALESTAR

Los cambios de humor, el cansancio, la preocupación por el bebé o el agobio por la falta de tiempo son reacciones normales durante el puerperio, pero pueden indicar una depresión si se manifiestan de forma constante y muy intensa, y si afectan a la capacidad de la madre para cuidarse a sí misma o cuidar a su hijo.

Una depresión postparto no tratada a tiempo dificulta el vínculo emocional entre la madre y el hijo y puede hacer que el niño no reciba los cuidados, la estimulación y la seguridad que necesita. El problema es que las madres deprimidas tienden a ocultar su malestar, minimizando los síntomas o considerándolos algo normal en el puerperio.

Según un estudio del Institut Clinic de Psiquiatría i Psicología de Barcelona, la mayoría de las depresiones postparto no se diagnostican, el 20-30% de ellas se vuelven crónicas y sólo se tratan un 10%. La buena noticia es que este trastorno, si se trata a tiempo, se cura, y generalmente antes de que pasen uno o dos meses desde que se inicia el tratamiento.

¿QUÉ PUEDES HACER TÚ?

Lo primero, ya se ha dicho, es prevenir: estar preparada para afrontar esas primeras semanas de gran sensibilidad, inseguridad y exigencia, contando con ayuda y sabiendo que acabarán pasando.

Y si ya estás con los síntomas, reconocerlo sin avergonzarte, hablarlo con los tuyos y, como aconsejan las psicólogas, “acudir a un profesional en psicoterapia que esté especializado en postparto, que te ayudará a superar ese bache”.

Mara Cuadrado recomienda “quitarse de la cabeza el miedo a ser una mala madre y también la pretensión de ser una supermadre capaz de llegar a todo. Organízate con tu pareja, confía en las personas cercanas y déjate ayudar por ellas. Una buena comunicación con la pareja y los amigos siempre será positiva, jamás hay que aislarse”.

María José Domínguez coincide en que “hay que hacer ver a las nuevas madres que no están solas. Es bueno que comuniquen sus pensamientos a alguien que se muestre receptivo. Y tienen que tomarse la vida con otro ritmo y superar el cansancio”.

En definitiva, no te culpabilices, no te obligues a nada (destierra de tu vocabulario la palabra “debería”), no te aísles, proponte cuidarte más, programa un tiempo para ti y relájate (haz yoga, natación...), porque el estrés conduce a la depresión y, nunca mejor dicho, no merece la pena. Sonríe, por favor.



Fuente:crecerfeliz.es
Si te ha gustado la entrada no dudes en twittearla o regalar un "me gusta" ♥☺
¡! Gracias ¡!
Maternidadypsicología


miércoles, 22 de junio de 2011

Medicina alternativa para combatir la infertilidad

¿Cuál es el aporte de las medicinas alternativas en fertilidad?

La mayoría de los especialistas afirman que las medicinas alternativas ayudan a lograr el equilibrio del organismo “cuerpo-mente”, lo cual se traduce en un mejor funcionamiento de los diferentes órganos y sistemas, aumentando las probabilidades de éxito de los tratamientos de fertilidad.
Particularmente en fertilidad, estas terapias contribuyen a que las parejas se sientan más relajadas para afrontar de la mejor manera posible los estresantes y agotadores tratamientos de infertilidad.

¿Qué es la medicina alternativa?

Se denomina medicina alternativa a toda estrategia que tenga como finalidad lograr un óptimo funcionamiento del organismo humano en su conjunto, utilizando técnicas que son ajenas a la medicina convencional. Pueden utilizarse en diferentes problemas de salud incluyendo los trastornos de la fertilidad pero no reemplazan a los tratamientos específicos, establecidos por la medicina alopática o clásica.

¿Cuáles son las medicinas alternativas más utilizadas relacionadas a los problemas de fertilidad?

Las medicinas alternativas más utilizadas como complemento a algún tratamiento de fertilidad son, la homeopatía, el Reiki, la terapia floral o flores de Bach, la meditación, la acupuntura con o sin fitoterapia, la luminoterapia y los suplementos de hierbas.

REIKI
El Reiki es una técnica de sanación natural mediante la canalización de la energía vital a través de las manos. Es un técnica holística, lo que significa que toma al ser humano como un todo, y así armoniza todos los planos del ser: el físico, el mental, el emocional y el espiritual.

No es agresiva para el individuo, ni tampoco crea adicción ni efectos secundarios o colaterales, ya que no se utilizan sustancias químicas ni elementos extraños al cuerpo, solo la energía que está presente en todo ser vivo.

El Reiki se puede utilizar conjuntamente con el tratamiento médico tradicional. Es una terapia que lo complementa pero no lo sustituye.

Es una energía preventiva y curativa ya que equilibra las energías, libera las emociones, desarrolla la conciencia, aumenta la creatividad y eleva la energía vital.

El Reiki se fundamenta en la canalización positiva de la energía vital. Cuando la energía circula de forma positiva, el individuo se siente feliz y sano. Si por el contrario, esa energía circula desequilibrada, surgen las enfermedades, el malestar emocional y
la infelicidad.

Terapia
floral o flores de Bach


Así como el Reiki, la terapia floral se fundamenta en el equilibrio, cuerpo-mente a través de la administración de extractos de plantas naturales que mejoran el sistema inmune y el funcionamiento hormonal. Algunas de las plantas más utilizadas en la preparación de flores de Bach son: el acebo (Holly, Ilex aquifolium), el alerce (Larch, Larix decidua), la aulaga (Gorse, Ulex europaeus) y la avena silvestre (Wild oat, Avena fatua). Sin embargo las que generalmente se utilizan en los trastornos de fertilidad son:

• Achicoria (Chicory, Cichorium intybus)

Puede ser útil en mujeres con trastornos de hipoestrógenismo y de ciclos irregulares.

• Agua de roca (Rock water, Aqua petra)
Es útil en casos relacionados con varias alteraciones de la fertilidad.

• Clemátide
(Clematis, Clematis vitalba)


Tomada por la pareja, aumenta la fertilidad cuando no hay razón orgánica que explique la esterilidad.

• Estrella
de Belén o leche de gallina (Star of Bethleem, Ornitholagum umbellatum)


Generalmente se utiliza en problemas de tiroides, menstruaciones abundantes o ausencia de ellas e irregularidades.

Meditación
La práctica de la meditación beneficia tanto al practicante como a los que están a su alrededor. Sus efectos positivos se reflejan en los aspectos físico, emocional, mental y espiritual. La utilización de técnicas de meditación en las parejas con problemas de fertilidad puede generar una mejor predisposición para afrontar las tensiones que suponen los distintos procedimientos y además para disminuir el estrés. Entre los efectos más importantes relacionados con la meditación se encuentran:

• La disminución de la presión sanguínea

• El ajuste del sistema límbico (mejorando la respuesta emocional)

• El equilibrio entre los sistemas nervioso central, simpático y parasimpático

• La disminución de la frecuencia de las ondas cerebrales facilitando el descanso

• Genera vitalidad y aumenta las reservas de energía

• Incrementa la resistencia al estrés

• Regulariza el conjunto de funciones fisiológicas

• Proporciona seguridad y confianza en uno mismo

• Mejora el desarrollo de las actividades cotidianas y las relaciones personales

Acupuntura

La acupuntura se la considera frecuentemente como una terapia complementaria para los tratamientos de fertilidad modernos.

Cuando se la utiliza combinada con otros tratamientos, como la fitoterapia, la acupuntura es probablemente mucho más efectiva para aquellas parejas que estuvieran experimentando algún tipo de problema funcional como ovulaciones irregulares o alteraciones de la producción de espermatozoides.

Si se utiliza fitoterapia con hierbas chinas mientras se realizan tratamientos médicos convencionales, debe siempre informarse al médico tratante, ya que algunas hierbas podrían interferir con la función de las drogas para mejorar la fertilidad, así como también con los procedimientos a los cuales se deben someter tanto la mujer como el hombre.

El objetivo de la acupuntura es el de enviar el necesario flujo sanguíneo a los órganos reproductivos y estabilizar los niveles hormonales, todo lo cual contribuye a incrementar la función ovárica en las mujeres y la producción de esperma en los hombres.

Luminoterapia

Todos los seres vivos están influidos por la luz, la que determina su ciclo de sueño y vigilia. Los estudios científicos demuestran que, aunque vivamos y trabajemos en estructuras cerradas, nuestros cuerpos siguen respondiendo al entorno exterior y a la variabilidad de las estaciones, en duración e intensidad. Las investigaciones demuestran que una carencia crónica de luz puede ser causa de depresión, además de otras alteraciones de salud como estrés, ansiedad, cefaleas, mareos, fatiga crónica, inapetencia sexual, impotencia e infertilidad.

Los expertos creen que dos neurotransmisores específicos, la melatonina y la serotonina, están involucrados con la terapia lumínica: la melatonina es la hormona del sueño y la oscuridad, se relaciona con lograr sueño placentero y la serotonina es la hormona de la vigilia, la actividad y el sentirse bien.

Cuando la exposición a la luz solar disminuye, se interfiere en el correcto funcionamiento del reloj biológico. La baja exposición a la luz puede producirse por circunstancias geográficas, climáticas o por trabajar en un lugar sin luz natural. Esto último se observa frecuentemente en las personas que trabajan de noche.

Exponerse a la luz blanca brillante que emite una lámpara especial, durante media hora a 45 minutos cada mañana, puede regular el reloj biológico, llevando al organismo nuevamente al estado de equilibrio.

Homeopatía

La homeopatía requiere una visión separada de las terapias alternativas, pues es otra forma de medicina pero medicina al fin.

Respecto a la fertilidad puede ser muy útil en afecciones psicosomáticas que afecten la producción espermática, la regularidad del ciclo menstrual o la capacidad ovulatoria.

También, la utilización de homeopatía en las parejas con problemas de fertilidad puede generar una mejor predisposición para disminuir el estrés que suponen los distintos procedimientos específicos.

¿Qué otras alternativas naturales puedo elegir?

Finalmente, existen también otras alternativas naturales que simplemente se basan en llevar una vida sana. Cualquier tratamiento de infertilidad convencional asociado o no a la medicina alternativa tendrá mejores resultados siempre que se respeten algunas pautas. A continuación te damos algunos consejos importantes para comenzar hoy mismo y mejorar tu fertilidad.

• Elimina hábitos nocivos

Deja de fumar, de trasnochar a menudo y de tomar drogas o alcohol, pues siempre dificultarán el embarazo o perjudicarán al futuro bebé.

Mejora tu alimentación
Bebe de 2 a 3 litros de agua al día a fin de favorecer la eliminación de toxinas del organismo.

Elimina todas las bebidas que no sean jugos, agua o infusiones de plantas medicinales que tu médico o especialista haya recomendado.

No pases nunca más de 5 horas sin comer a fin de no hacer hipoglucemias (subidas y bajadas de los niveles de azúcar o glucosa en la sangre).

Aumenta el consumo de verduras, frutas y cereales integrales (arroz integral, mijo, quinoa, amaranto, avena, cebada, maíz, etc...). Además debes evitar los fritos, las grasas, el exceso de sal, de azúcar, y disminuye la ingesta de proteínas animales (carnes rojas, embutidos, huevos, etc...). Aumenta el consumo de proteínas vegetales (soja o soya, garbanzos, frijoles, lentejas, tofu, gluten o Seitán, frutos secos, etc...) e ingiere lácteos, especialmente yogur. Asimismo consume alimentos sin aditivos químicos y reemplázalos por alimentos ecológicos u orgánicos.

Consume suplementos dietarios
Pregunta a tu médico sobre la incorporación de multivitamínicos. Ingiere también levadura de cerveza (una cucharada sopera al día en las comidas), polen (una cucharada pequeña todas las mañanas, con la leche o jugo, aporta muchos nutrientes, especialmente el zinc que es imprescindible para el equilibrio hormonal), jalea real (es el alimento de la abeja reina y le facilita su extraordinaria capacidad de procreación), algas marinas (el alga espirulina es ideal gracias a su bajísima cantidad de yodo), etc...

• Practica ejercicio físico

La actividad física aunque sea suave (caminar, pasear en bicicleta, etc...) favorece la oxigenación corporal y ayuda a eliminar toxinas.

Elimina el estrés de la búsqueda del bebé


Es frecuente observar a muchas parejas con problemas de fertilidad muy desanimadas, después de haber probado muchos tratamientos y que cuando se toman un tiempo de descanso o, cuando adoptan un bebé, suelen quedarse embarazadas espontáneamente. Esto indica que el estrés es uno de los enemigos principales a la hora de buscar el embarazo.
fuente: babysitio.com

jueves, 16 de junio de 2011

ECOGRAFIAS POR SEMANAS. Imágenes

Os he recopilado imágenes de ecografias según avanza la gestación ¡Es una de mis entradas favoritas! También puedes resolver tus dudas sobre ecografías en este post: Preguntas y Respuestas sobre ecografías
Si os gusta, podéis pulsar el botón de "me gusta" al final, o twittear para que otras personas puedan compartirlo. Una vez más, gracias por visitar mi página...Espero volver a veros por aquí.
15-1-2014: He publicado un nuevo post con más imágenes, si te interesa verlo Pincha aquí
Si te apetece saber un poquito más de ecografias Pincha aquí
Si quieres saber como conectar con tu bebé dentro de la barriguita, puedes leer el siguiente post relacionado:  Pincha aquí

Un abrazo.

4ª Semana



5ª Semana




 
 
6ª Semana
 

 
 
7ª Semana
 


 
8ª Semana
 
 


 
9ª Semana
 



 
10ª Semana
 


 
12ª Semana
 


 
14ª Semana
 


 
16ª Semana
 


 
18ª Semana
 


 

miércoles, 15 de junio de 2011

LACTANCIA ARTIFICIAL


Lactancia artificial: las ventajasResultado de imagen de biberon



Las principales organizaciones médicas consideran la lactancia materna como la mejor opción nutricional para los bebés, pero no es la mejor opción para todas las madres. Las leches infantiles comercializadas son una alternativa nutritiva a la leche materna y hasta contienen algunas vitaminas y nutrientes que los bebés amamantados deben obtener mediante suplementos.

Fabricadas en condiciones de esterilidad, las leches artificiales intentan reproducir las propiedades y composición de la leche materna utilizando una compleja combinación de proteínas, azúcares, grasas y vitaminas que sería imposible fabricar artesanalmente en casa. Por lo tanto, si usted decide no amamantar a su bebé, es importante que le dé solamente leche infantil comercializada en vez de intentar elaborar una en casa.

Aparte de los motivos médicos que pueden desaconsejar la lactancia materna, a algunas mujeres amamantar a sus bebés les resulta demasiado difícil o estresante.

He aquí otros motivos que pueden llevar a una mujer a elegir la lactancia artificial:

Comodidad. Cualquiera de los dos progenitores (o cualquier otro cuidador) puede darle el biberón al bebé en cualquier comento (aunque esto también se puede hacer cuando la madre se extrae leche). Esto permite que la madre comparta con el padre la tarea de alimentar al bebé y ayuda a este último a involucrarse más en este crucial proceso y en la formación del vínculo que suele conllevar.

Flexibilidad. Una madre que alimenta a su bebé con leche artificial tiene la libertad de dejar al pequeño con el padre u otro cuidador sabiendo que lo podrán alimentar durante su ausencia. No necesitará extraerse leche ni organizarse el horario de trabajo u otras obligaciones y actividades en función de las tomas del bebé. Tampoco necesitará buscar un lugar recogido cuando tenga que alimentar al bebé en público. De todos modos, si la madre sale de casa con el bebé, necesitará llevar encima provisiones para poder prepararle biberones.

Tiempo invertido y frecuencia de las tomas. Puesto que la leche artificial se digiere más despacio que la materna, los bebés alimentados con leche artificial generalmente necesitan alimentarse menos frecuentemente que los amamantados.

Dieta. Las mujeres que optan por la lactancia artificial no necesitan preocuparse de que lo que coman o beban pueda afectar a sus bebés

Lactancia artificial: los retos

Al igual que con la lactancia materna, la lactancia artificial también plantea algunos retos.

Organización y preparación. Siempre se debe tener suficiente leche artificial a mano y se deben preparar los biberones. Las leches en polvo y las condensadas se deben preparar con agua esterilizada (que se deberá hervir hasta que el bebé tenga por lo menos seis meses). Las leches infantiles que se venden listas para el uso y que se pueden verter directamente en el biberón sin añadir agua tienden a ser caras.

Los biberones y las tetinas se deben esterilizar antes del primer uso y luego lavarse después de cada toma (esto también es aplicable a los biberones de leche materna previamente extraída). Los biberones y las tetinas pueden transmitir bacterias si no se lavan adecuadamente, y lo mismo ocurre con la leche artificial no conservada en envases estériles.

Los biberones que se dejan fuera de la nevera durante más de una hora y cualquier cantidad de leche artificial que quede en el biberón después de una toma deben desecharse. Los biberones preparados no se deben guardar en la nevera durante más de 24 a 48 horas (lea la etiqueta del producto para más información).

Algunos padres calientan el biberón antes de dárselo al bebé, aunque generalmente no es necesario hacerlo. No se debe utilizar nunca el microondas para calentar biberones porque se puede crear peligrosas "burbujas o puntos calientes".

En lugar de ello, si su bebé prefiere el biberón caliente, coloque el biberón frío debajo de un chorro de agua caliente durante unos minutos. También puede calentar el biberón en una cacerola con agua (al baño María) y, antes de dárselo al bebé, comprobar la temperatura dejando caer una o dos gotas en la cara interna de la muñeca.

Carencia de anticuerpos. Ninguno de los importantes anticuerpos que contiene la leche materna se encuentra en la leche artificial, lo que significa que esta no proporciona al bebé la protección añadida contra las infecciones y las enfermedades que proporciona la leche materna.

Coste económico. La leche artificial cuesta dinero. Las variantes en polvo son las más baratas, seguidas de las concentradas, siendo las más caras las que se venden listas para el uso. Y las leches especiales (por ejemplo, de soja o hipoalergénicas) son más caras -a veces mucho más caras- que las básicas.
Posibilidad de producir gases y estreñimiento. Los bebés alimentados con leche artificial son más proclives a tener gases y a hacer deposiciones duras que los alimentados con leche materna.

Imposibilidad de reproducir la complejidad de la leche materna. Las leches artificiales están lejos de reproducir la complejidad de la leche materna, que cambia a la par de las necesidades nutricionales del bebé



fuente: kidshealth.org
Si te ha gustado la entrada no dudes en twittearla o regalar un "me gusta" ♥☺
¡! Gracias ¡!
Maternidadypsicología


LACTANCIA MATERNA


Lactancia materna: las ventajas


Amamantar a un bebé puede ser una experiencia maravillosa tanto para la madre como para el bebé. Proporciona una nutrición ideal y una experiencia de vinculación muy especial de la que muchas madres disfrutan enormemente.

He aquí algunos de los efectos beneficiosos de la lactancia materna.

Protección contra las infecciones. Los anticuerpos que la madre trasmite al bebé a través de la leche materna pueden ayudar a disminuir la incidencia de muchos trastornos, incluyendo:

las infecciones de oído

las diarreas

las infecciones respiratorias

la meningitis

Hay otros factores que contribuyen a proteger a los bebés amantados contra las infecciones, al favorecer este tipo de lactancia el buen funcionamiento del sistema inmunitario, aumentando las defensas contra las infecciones y disminuyendo la proliferación de microorganismos nocivos como las bacterias y los virus.

La lactancia materna es especialmente beneficiosa para los bebés prematuros y también puede proteger a los pequeños contra:

las alergias

el asma

la diabetes

la obesidad

el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

En conjunto, los bebés amamantados tienen menos infecciones y se tienen que hospitalizar menos frecuentemente que los alimentados con leche artificial.

Nutrición y facilitación de la digestión. Los componentes de la leche materna -lactosa, proteína (suero y caseína) y grasa- a menudo denominados la "comida perfecta" para los bebés humanos, son fácilmente digeribles por el sistema digestivo, todavía inmaduro, del recién nacido.

¿Lactancia materna o lactancia artificial?

UNA DECISIÓN PERSONAL

Elegir entre la lactancia materna y la lactancia artificial es una de las primeras decisiones que tienen que tomar los padres. La Academia Americana de Pediatría (AAP) coincide con organizaciones como la Asociación Médica Americana (American Medical Association, AMA), la Asociación Dietética Americana (American Dietetic Association, ADA) y la Organización Mundial de la salud (OMS) al recomendar la lactancia materna como mejor opción para alimentar a un bebé. La lactancia materna contribuye a la defensa contra las infecciones, a prevenir alergias y a proteger contra diversas afecciones crónicas.

La AAP afirma que las madres deberían alimentar a sus bebés exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses. A partir de ese momento, la AAP anima a las madres a continuar con la lactancia materna por lo menos hasta los 12 meses y durante más tiempo si tanto la madre como el bebé así lo desean.

Aunque los expertos consideran que la leche materna es la mejor opción nutricional para los bebés, la lactancia materna no siempre es posible. En muchos casos, la decisión de dar el pecho o el biberón al bebé se basa en criterios de comodidad y estilo de vida y en consideraciones médicas específicas.

Para aquellas mujeres que no pueden amamantar a sus bebés o que deciden no hacerlo, las leches infantiles son una buena alternativa. Algunas mujeres se sienten culpables por no amamantar a sus bebés. Pero, si usted alimenta a su bebé con una leche artificial comercializada, podrá tener la seguridad de que las necesidades nutricionales del pequeño estarán colmadas. Y podrá establecer un vínculo emocional con su bebé igual de fuerte. Después de todo, independientemente de que lo alimente con leche materna o artificial, las tomas serán un momento de gran conexión e intimidad entre usted y su pequeño.

La decisión de amamantar o dar el biberón a tu bebé es una decisión muy personal. En los siguientes artículos que voy a publicar, se detallan las características de los dos tipos de lactancia.


fuente: kidshealth.org

martes, 14 de junio de 2011

CAMBIOS DURANTE EL TERCER TRIMESTRE

Os subo el último video de la serie, para que veais cuales son los cambios que se producen en la recta final del embarazo.Espero que os guste y sea de utilidad.




fuente: nestletv

lunes, 13 de junio de 2011

¿Que medicación puedo tomar si creo que estoy embarazada y durante el embarazo?

Este es uno de los temas que más preocupa a la mujer embarazada. Es cierto que la exposición fetal a determinados fármacos durante la gestación puede producir malformaciones congénitas o alteraciones en la función de ciertos órganos, pero no podemos considerar a la mujer embarazada como una "huérfana terapéutica".
La realidad es que de los muchos fármacos que hoy día disponemos en la farmacopea, tan sólo unos cuantos se han demostrado efectivamente teratogénicos, bien en experimentación animal o bien en estudios en humanos.
Sin embargo en la inmensa mayoría de los fármacos, la realidad es que se desconoce con exactitud los posibles riesgos que pueden conllevar su toma.
Como regla general habría que decir que si no es estrictamente necesario debe evitarse la toma de fármacos durante la gestación. Hay que señalar que el periodo de la gestación de mayor riesgo para que se produzca una malformación congénita son las 10 primeras semanas de la gestación. Posteriormente se entra en una fase de maduración y perfeccionamiento de los órganos en el feto, excepción hecha del aparato genital y del sistema nervioso central.
Por lo tanto, después de las 10 semanas de gestación, fundamentalmente lo que existe es un riesgo de alteración de la maduración de algún órgano.
Así que en general hay que valorar en cada caso de manera individual el riesgo o el beneficio de la toma de un fármaco concreto.

Medicamentos permitidos durante el embarazo

Entre los fármacos en los que estudios controlados no han demostrado riesgos o no existen pruebas de riesgo en la especie humana nos encontramos el paracetamol como analgésico, la doxilamina o dimenidrato como antiemético, la heparina como anticoagulante y la penicilina y cefalosporinas entre los antibióticos.

Medicamentos contraindicados durante el embarazo

Ácido acetohidroxámico, ácido quenodeoxicólico, ácido hetacrínico, aminopeptidina, andrógenos, benzofetamina, danazol, derivados de la ergotamina, dietilbresbestrol, estrógenos, etetrinato, goserelina, isotretinoina, leuprorelina, lobastina, metotrexato, mixoprostol, nafarelina, penicilamina, plicamicina, quinina, rababirina, trilostano, urofilitrofina, yodo 131.

Entre los fármacos que estudios de investigación o informes tras la comercialización del producto, han demostrado la existencia de riesgos para el feto, se encuentran: Acetoexamida, ácido etacrínico, ácido valproico, altetramina, aminoglucósidos, aminoglutetimina, aciatropina, barbitúricos, benzodiacepinas, busulfan, carboplatino, carmustina, ciclofosfamida, cisplatino, citarabina, clorambucil, cloroquina, daunorubicina, dicumarínimos, diuréticos, tiacídicos, hetopóxido, fenacemida, fenitoina, fluxoridina, fludarabina, fluoracilo, flutamida, triancinolona, hidantoida, hidarubicina, ifosfamida, inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina, litio, lomustina, melfalan, meprobanato, mercaptopurina, metimazol, parametadiona, pipobromano, primidona, procarbacina, propiltiuracilo, progestágenos, tetraciclinas, tioguanina, tamoxifeno, trimetadiona, vinblastina, vincristina y yoduro potásico.

fuente: Clinica universidad de Navarra, area salud (cun.es)
Si te ha gustado la entrada no dudes en twittearla o regalar un "me gusta" ♥☺
¡! Gracias ¡!
Maternidadypsicología


viernes, 10 de junio de 2011

Ser mamá después de los 40



Las exigencias de la sociedad actual hace que cada vez sea más frecuente la maternidad tardía, el tener cerca de 40 años no debe ser un impedimento para ser madre si una mujer lo desea realmente. No obstante, esto plantea una serie de pros y de contras que hay que tener en cuenta.

1. Razones de la maternidad tardía

Cada vez son más las mujeres que tienen su primer hijo después de los cuarenta. Las circunstancias personales y, sobre todo profesionales, hacen que algunas mujeres no puedan plantearse la maternidad a una edad más temprana.
Actualmente, las mujeres dan prioridad a sus estudios, a la seguridad en un buen puesto de trabajo y a una vivienda para poder independizarse. No se plantean ser madres antes de tener una estabilidad económica y profesional, por lo que se produce un inevitable retraso de la maternidad.
Sin embargo, deben tener en cuenta que a partir de los 35 años, pueden tener mayor dificultad para concebir, ya que a partir de esa edad se produce una disminución de la fertilidad, les puede costar más tiempo quedar embarazada que a una edad más temprana.

2. Ventajas de la maternidad tardía

La principal ventaja de estas madres es la madurez que poseen para hacer frente a la maternidad.
Poseen la serenidad y madurez que solamente se consigue con el paso de los años para criar y educar a su bebé. Con la edad, se alcanza cierta tranquilidad y sosiego y se supera con mayor facilidad las dificultades y los momentos de cansancio inevitables que existen durante el embarazo y en los primeros años del pequeño.
La estabilidad económica y familiar son factores muy positivos para la crianza de un hijo. Sobre todo, porque evita y soluciona dificultades y muchos problemas

3. Desventajas del retraso de la maternidad

La maternidad tardía no presenta normalmente problemas para la embarazada, pero sí implica más riesgo para el feto.
A esa edad existe una mayor probabilidad de que el feto presente enfermedades genéticas o malformaciones congénitas, como el síndrome de Down. No obstante, las técnicas han mejorado mucho con los años y los ecógrafos y los análisis genéticos, permiten detectar problemas durante el embarazo que, en muchos casos, tienen solución.
También se ha demostrado que existe una mayor probabilidad de riesgo de cesárea y embarazos de gemelos que en mujeres más jóvenes. Por ello, la mayoría de las mujeres de esa edad, cuando quedan embarazadas les surgen infinidad de temores. Pero, hemos de destacar que tradicionalmente se han exagerado los riesgos y se han creado muchos temores infundados. Además, los avances de la medicina han contribuido a que los riesgos sean menores.
La diabetes y la alta tensión arterial pueden producirse por primera vez durante el embarazo, sobre todo en mujeres mayores de 40 años. Por ello, es muy importante que a esta edad las madres tengan un seguimiento ginecológico desde el comienzo de la gestación de forma regular. Normalmente, son trastornos que no entrañan ningún riesgo ni para la madre ni para el bebé si se diagnostica desde su comienzo y siguen el tratamiento adecuado.
En lo concerniente a la relación con los hijos, la excesiva diferencia de edad puede provocar problemas de comunicación, especialmente en la adolescencia, ya que debido al gran salto generacional, las diferencias en la forma de pensar pueden ser muy pronunciadas.

fuente: pulevasalud.com

jueves, 9 de junio de 2011

CAMBIOS DURANTE EL SEGUNDO TRIMESTRE

¿Recordais el vídeo que publiqué sobre cambios en la embarazada durante el primer trimestre?, pues como continuación, os subo un vídeo sobre el segundo trimestre...¡a ver si os gusta!





fuente: nestletvbebe

miércoles, 8 de junio de 2011

EL ESTRÉS Y LA INFERTILIDAD

En este artículo que publico hoy, planteo una duda que he tenido en mi cabeza durante mucho tiempo y que ahora después de informarme, he aclarado. He querido escribir sobre ello por si os habéis preguntado alguna vez sobre el tema y esperando os sea de ayuda. No quiero utilizar un lenguaje muy técnico, pero es necesario hablar de fisiología y hormonas para que veáis el por qué…

El estrés afecta a la fertilidad

Es de sobra conocido el papel de estas tres hormonas para lograr el embarazo:

1. Prolactina (pincha aquí)

2. Estrógenos (pincha aquí)

3. Progesterona (pincha aquí)

¿Qué importancia tiene estar relajada a la hora de intentar quedar embarazada?

Esta es la explicación:
El tener la prolactina alta implica en la mayoría de los casos anovulación. Si hay anovulación no tendremos al ovulo disponible para fertilizarlo. El aumento de esta hormona también provoca disminución de la libido, con lo que el interés por mantener relaciones sexuales disminuirá, y si la frecuencia en mantenerlas disminuye, también lo hará la probabilidad de quedar embarazada.

Por otro lado, para que se dé una buena implantación es necesario que haya buenos niveles de estrógenos y progesterona, ante un deficit, no se logra finalizar el proceso, por lo que aunque el ovulo haya sido fecundado, no va a ser posible que el embarazo siga adelante.

Este es el esquema de cómo se ven afectadas todas las hormonas por el estrés mantenido:

Aumento del estrés --> Aumento de prolactina

Aumento del estrés -->  Aumento del cortisol --> Disminución de progesterona

Aumento del estrés -->  Aumento del cortisol --> Disminución de estrógenos

martes, 7 de junio de 2011

Los antojos en las embarazadas


La mayoría pensamos que el embarazo es la época en la que todo es posible y si de alimentación hablamos con más razón. Todos conocemos los famosos antojos (esos caprichos culinarios que atacan a las futuras mamas de forma irrefrenable)
La explicación científica dice que los antojos que se producen en el primer trimestre del embarazo corresponden a los cambios hormonales que experimenta la mujer y la carencia de electrolitos, vitaminas y minerales debido a los cambios físicos.
Junto con los antojos, la embarazada experimenta una sensibilidad extrema ante algunos olores como de café, cigarrillo, gasolina, que se vuelven insoportables para su olfato. Durante los primeros meses los antojos se inclinan hacia alimentos dulces, ácidos y salados como frutas rojas, chocolates, snacks de todo tipo o platos especiales como alguna receta única de la madre de la embarazada. Algunos de los alimentos que más rechazan las embarazadas durante este tiempo son los huevos, el pollo, el pescado, las verduras y las pastas.

Después tenemos los antojos que vienen después del primer trimestre y los médicos los relacionan con la necesidad de cariño y la emocionalidad excesiva que experimentan las mamas durante el embarazo. Dicen que los antojos en esta fase son la una forma indirecta de pedir cariño y atención. En esta fase suele darse lo que se llama el “síndrome de empollar” que se manifiesta en el hombre con un hambre excesiva e igual de exótica que los antojos de su esposa.

El consejo para los padres y familiares de una embarazada es: consentir el antojo en la medida de lo posible, ya que esto demuestra a la embarazada que la acompañan y la cuidan.

Estos cambios forman parte de las alteraciones fisiológicas que experimentan los sentidos en un ambiente hormonal propicio como es el embarazo. Hay mujeres que experimentan un aumento de la agudeza visual, otras experimentan un incremento importante a la hora de percibir los olores (ya sean olores agradables como también desagradables) otras un incremento en el gusto de los alimentos, y no por esto representa que estas alteraciones traduzcan ningún tipo de entidad patológica ni carencial para el feto.

Se destierra el papel del antojo como algo importante, quedando meramente relegado a una de las muchas curiosidades que experimentan las embarazadas en este momento tan importante de su vida.

fuente: femenino.info
Si te ha gustado la entrada no dudes en twittearla o regalar un "me gusta" ♥☺
¡! Gracias ¡!
Maternidadypsicología


domingo, 5 de junio de 2011

La importancia del padre en el embarazo

Muchos futuros padres se preguntan cómo deben actuar durante el embarazo de su pareja. Para intentar comprender el comportamiento de la mujer embarazada, sus cambios de humor, sus nuevos hábitos, los pequeños malestares físicos, lo mejor que puede hacer el padre es involucrarse en todo lo relacionado con el desarrollo de la gestación, participando activamente. De esta manera se evitan los celos que pudieran surgir porque sienta que ha quedado relegado a un segundo plano.


1. El padre debe compartir el embarazo
Los médicos recomiendan que los padres acompañen a sus mujeres a la consulta. Así, podrán estar presentes en los controles médicos regulares y ver cómo se desarrolla el feto a través de las distintas ecografías. También pueden informarse sobre todo lo relacionado con el embarazo, compartiendo con su pareja la lectura de libros y revistas especializadas. La asistencia a las clases de preparación al parto es cada vez más frecuente. Allí aprenden cómo ayudar a la mujer a relajarse cuando el parto esté próximo, cómo debe respirar cuando lleguen las contracciones. Si el padre está informado sobre el desarrollo del embarazo y el parto, será capaz de afrontarlo con calma y de ayudar a su pareja. A medida que avanzan los meses y el feto crece, el padre puede también comenzar a relacionarse con su hijo. Bien a través del tacto, acariciando el vientre de su pareja, bien mediante la voz. Hacia la mitad del embarazo, el oído del feto está suficientemente desarrollado como para oír ruidos del exterior de la madre y, entre esos ruidos, la voz del padre es una de las que reconocerá después de nacer. Preparar la ropa y la habitación del bebé es otra forma de compartir la llegada del nuevo miembro de la familia. Además, en las tareas de la casa, y más cuando hay ya niños pequeños, la ayuda del padre es fundamental para que la mujer embarazada pueda descansar siempre que lo necesite.

viernes, 3 de junio de 2011

¿Que ropa puedo comprarme estando embarazada?


La maternidad es el mejor regalo que una mujer puede obtener, pero cuando la barriga empieza a tomar su forma y el niño que llevas dentro comienza a crecer, también crece la preocupación por que prendas debes vestir, ya que la ropa cotidiana empieza a apretar y la duda sobre que ponerse para sentirse cómoda comienza a rondar por la cabeza de muchas mujeres.
Desde aquí quiero daros unos consejos sobre que comprar, y como comprar las prendas de mayor comodidad y que se adecuen a la figura.


1. Conseguir un buen par de pantalones de maternidad será una de las principales tareas a seguir. Se sabe que estas prendas son unas de las preferidas por muchas futuras madres ya que teniendo en cuenta su costura y comodidad, pueden ir con cualquier ropa que se desee llevar. Asegúrate que estas prendan lleven consigo un elástico en sus costuras, esto facilita enormemente el proceso de la barriga al crecer y no genera incomodidad.

2. También te vendrán bien unos leggins, son muy prácticos y si te compras una talla grande puedes aprovecharlo prácticamente durante todo el embarazo.

3. Un vestido básico negro premamá, estilizará tu figura y te lo puedes poner en cualquier ocasión.

4. Unas camisas largas, de varios colores: blanco, beige, marrón…puedes combinarlas con un cinturón por encima o debajo de tu barriguita.

5. Es importante que estés segura de lo que vayas a comprarte. Comprar ropa de maternidad debe ser algo cómodo y con estilo, existen miles de opciones para que puedas llevar prendas hermosas luciendo orgullosa la barriguita y sin perder la belleza.

6. Solo compra ropa cuando realmente no te quede tu ropa actual, si tienes alguna duda, ponte una almohada debajo de tu vientre y pruébate la ropa. Muchas casas de ropa de maternidad tienen almohadas para este tipo de prendas.

7. Compra ropa de maternidad en tandas y no toda junta. Recuerda que al final de tu embarazo tu cintura necesitara la comodidad necesaria para el último tramo, aparte es una buena manera de ahorrar dinero.

8. Comprar ropa de maternidad no debe ser algo tedioso o rutinario, invita a tu pareja a decidir juntos que comprar. Recuerda que un embarazo ya es sumamente incomodo de llevar y la ropa debe de hacerte sentir lo mas cómoda posible.

9. No olvides comprar un zapato cómodo y sin mucho tacón. Intenta cuidarte al máximo ya que tus piernas y pies, cada vez se cansarán más según vayas avanzando en tu embarazo.

miércoles, 1 de junio de 2011

CAMBIOS DURANTE EL PRIMER TRIMESTRE

Esta vez, os presento un video ilustrativo de los cambios que se producen durante el primer trimestre del embarazo. Me parece que está muy resumido y es interesante.

fuente: nestletv
Large Grey Polka Dot Pointer