Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 26 de septiembre de 2011

Cómo ayudar al feto a colocarse para el parto


 

 

 


Hay algunos sencillos gestos y ejercicios diarios que puedes hacer para facilitar esta postura. No basta que esté cabeza abajo. Si su espalda está orientada hacia la tuya (digamos que sería como si mirara hacia tu ombligo, con su columna vertebral contra la tuya) su salida por el canal del parto será más difícil y las contracciones posiblemente durarán más y serán algo más dolorosas.

No te pases el día tirada en el sofá.
Así no ayudarás a tu bebé a adoptar la posición adecuada. Es importante que te mantengas activa y en movimiento. No hace falta realizar grandes esfuerzos, bastará con caminar un rato al día. Esto estimulará al bebé para colocarse en la posición más adecuada de forma instintiva y natural.
      A partir de la semana 30, ponte a gatas.
Colócate a cuatro patas durante unos cuantos minutos al día, con la barriguita "colgando". Así el bebé encontrará el estímulo para colocarse en la posición occipital anterior izquierda, es decir, para que la espina dorsal y la parte posterior de su cabecita se coloquen en la parte izquierda de tu tripa. Esta posición es la más adecuada para facilitar su salida naturalmente.
      A caballo... sobre una silla.
Desde el séptimo mes puedes hacer este ejercicio para ayudarle a colocarse. Siéntate en una silla con las piernas abiertas y pliégate hacia adelante durante 15 ó 20 minutos. Después evita correr al sofá. Es mejor si caminas o si, al menos, te mantienes activa. Repite este ejercicio diariamente.
 ¡Adiós, tacones!
El peso de la tripa fuerza la postura de la columna vertebral de la mujer embarazada. Los tacones sólo contribuyen a acentuar este sobreesfuerzo y llevan a adoptar posiciones poco adecuadas a la madre, lo que condiciona la "sugerencia" natural de posición para el feto. El consejo es olvidarse de los tacones por mucho que estilicen la pierna, aunque seguramente tu propio cuerpo te pedirá andar en plano y prescindir de las alturas por una temporada.
      Siéntate bien.
La cabecita y la espina dorsal del bebé pesan y a menudo obligan a la mujer embarazada a adoptar una posición inclinada hacia delante. Es importante esforzarse por corregir esta postura por el bien de la propia espalda y para "animar" al bebé a colocarse bien. Cuando debas estar sentada, permanece rigurosamente erguida y, si es posible, con el trasero más alto respecto a las rodillas. Existen en el mercado estupendas y cómodas sillas anatómicas que te 'obligarán' a sentarte bien. Si no tienes una de ésas, puedes solucionarlo sentándote sobre un cojín alto.
      Recuéstate de lado.
Para dormir, para ver la televisión... evita tumbarte boca arriba o dejarte caer sobre el sofá en cualquier postura. Túmbate sobre un costado, preferiblemente sobre el lado izquierdo
Fuente: paternidad.practicopedia.com

jueves, 22 de septiembre de 2011

EJERCICIOS DE KEGEL PARA PREVENIR INCONTINENCIA URINARIA EN EL EMBARAZO Y POSTPARTO

Los ejercicios de Kegel, también conocidos como ejercicios de contracción del músculo vaginal, fueron ideados por el doctor Arnold Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Se basan en contraer y relajar el músculo pubococcígeo o PC (también conocido como músculo del suelo pélvico) de forma repetida, con el objetivo de incrementar su fuerza y resistencia, y así prevenir o evitar la incontinencia urinaria y otros problemas relacionados tan frecuentes durante el embarazo y postparto.

Normas esenciales para practicarlos.
Una de las ventajas de esta disciplina es que los ejercicios Kegel se pueden realizar en cualquier lugar y con cualquier postura: sentada, esperando el autobús, lavando platos o viendo la televisión, porque su ejecución no se aprecia externamente.
Aún así, es recomendable tener cierta constancia y dedicar un tiempo específico a ellos.

1. Vacía la vejiga antes de iniciar los ejercicios Kegel. Además, la mejor postura para realizar estos ejercicios es sentada o acostada, aunque se trata de una actividad muy sencilla y se puede practicar en casi cualquier situación.

2. Los ejercicios consisten en contraer y relajar sucesivamente los músculos del suelo pélvico.
Empieza, pues, contrayendo los músculos durante cuatro segundos.

Ahora, relaja el músculo completamente, otros cuatro segundos.

3. Hay que repetir ambos movimientos, al menos 10 veces seguidas, de cinco a ocho veces al día.

4. Nunca hay que realizar los ejercicios Kegel mientras se orina.

5. Desde las primeras cuatro a seis semanas, se observan los primeros resultados. Después, de tres a seis meses de practicar los ejercicios Kegel, muchas mujeres notan una mejoría.

6. No hay que sentir molestias en el abdomen o espalda mientras se realizan los ejercicios. Si eso pasa, probablemente se están realizando de forma incorrecta.

7. Hay que evitar contener la respiración o apretar el tórax mientras se hacen los ejercicios Kegel, lo correcto es relajarse y concentrarse en los músculos del suelo pélvico.

8. Es importante realizar estos ejercicios de forma regular durante toda la vida.

9. No hay que ejecutar los ejercicios Kegel en exceso, puesto que puede causar fatiga muscular y aumentar el escape de orina.

10. Los tiempos de realización indicados son variables. Los ejercicios Kegel también pueden hacerse, por ejemplo, dos veces al día durante cinco minutos; o cuatro veces al día, aguantando cinco segundos en lugar de cuatro.

Lo que se recomienda es que, entre contracción y relajación del músculo, esta actividad no ocupe más de 10 minutos al día.

fuente: mibebeyyo


sábado, 17 de septiembre de 2011

Actividad física en embarazadas


Está demostrado que hay muchas ventajas para las mujeres embarazadas que hacen actividad física de forma moderada. Éstas son algunas de ellas:

- Aumentan tus niveles de energía, la resistencia al dolor, la flexibilidad y mejora tu capacidad aeróbica.
- Disminuye la tensión cardiovascular.
- Evita el exceso de peso. Las mujeres que practican ejercicio con regularidad ganan menos kilos durante el embarazo y recuperan su peso anterior con más rapidez.
- Facilita el parto y mejora la recuperación física después del parto.
- Mejora la postura y previene los dolores lumbares.
- Aumenta la autoestima y previene la depresión.

Después del parto, los kilos del embarazo son difíciles de perder solamente con una dieta, pero sí se puede conseguir eliminar los kilos rebeldes combinando un plan de dieta con ejercicio.


Consejos
El embarazo no es un momento ideal para iniciar la práctica de un deporte
Si te decides por ello ten en cuenta iniciarlo de forma progresiva, sin llegar al agotamiento y realizándolo de forma regular (2-3 veces por semana). Intenta realizarlo bajo la tutela de un monitor experimentado
Incremente la ingestión de líquidos
El mínimo debe ser de 1,5 a 2 litros al día. Es bueno tomar un vaso de agua o un zumo de naranja recién exprimido antes de desayunar.
Para que tu organismo se oxigene mejor, tonifiques los músculos de las piernas, ganes coordinación, y como buena medida de prevención de varices y calambres te recomendamos que:
- Sal a caminar diariamente, haciendo un paseo largo y a buen ritmo.

- Sube escaleras; es un buen momento para no coger el ascensor, pero ve descansando en cada rellano.

- La práctica de la bicicleta estática también resulta beneficiosa en estos momentos, pero gradúala a velocidad y resistencia cómoda.


*Este es un aspecto importante ya que a medida que pase el embarazo disminuirá la agilidad de tu cuerpo debido a la laxitud de tus ligamentos por las hormonas del embarazo y del cambio del centro de gravedad de tu cuerpo.
Nadar en aguas templadas
- Disminuye la presión y sobrecarga de las articulaciones, mejorando su movilidad;

- Mejora tu control postural (equilibrio y coordinación de movimientos).

- A la vez, esta actividad favorece el retorno venoso, previniendo varices, trombosis y calambres, así como aumenta la eliminación de sodio por la orina, por lo que previene el hinchazón de las piernas (edemas).

Hay que recordar que este es un tipo de ejercicio de bajo riesgo de sufrir lesiones: torceduras de tobillo, etc.


fuentes: parasaber.com, pulevasalud.


martes, 13 de septiembre de 2011

Como ayuda la música en el embarazo




¿Los bebés pueden recordar melodías que escucharon durante el embarazo?
Investigaciones llevadas a cabo por un grupo de psicólogos ingleses han demostrado que los bebés recuerdan las melodías que han escuchado dentro del vientre materno, durante por lo menos hasta un año después a su nacimiento. Se sabe que el bebé en el útero es capaz de oír a partir de la semana 20 después de la concepción.
Según informes de la Dra. Alexandra Lamont , de la Universidad de Leicester, ahora se ha descubierto que los bebés, durante el primer año posterior a su nacimiento, pueden acordarse y tener preferencia por la música que oyeron cuando estaban en el vientre materno. Los bebés probablemente desarrollan una sensación de "familiaridad" con la música que oyen durante su gestación.
¿Cuál es el período para que el bebé escuche y pueda recordar?
Esta investigación durará en total 20 años, y los primeros resultados indican que si se hace escuchar a un bebé una melodía determinada durante los últimos tres meses del embarazo, y después de los tres meses del nacimiento se repite esa melodía, los bebés buscan con sus ojos la fuente de donde sale la música, no así, si se les hace escuchar cualquier otra música. El estilo de música no es importante, puede ser desde música clásica, pop o reggae!
¿Qué música prefiere el bebé?
Lo que también se observó, es que a partir del año de edad, tienen mayor preferencia por la música viva y rápida como "Las cuatro estaciones", de Vivaldi. Se está evaluando en qué medida esta estimulación prenatal que reciben mediante la música, sirve para desarrollar en mayor medida sus capacidades intelectuales o habilidades musicales a largo plazo, por éste motivo se continua investigando...




Pincha aquí  y escucharás música para tu bebe…






fuente: babysitio


miércoles, 7 de septiembre de 2011

EMBARAZADA 7+3 semanas


¡Por fin hemos podido escuchar el latido de nuestro bebe!. Y ya mide 11mm.
Ha sido una experiencia maravillosa y muy emocionante. Saber que hay vida dentro de mí, y que es fruto del amor de mi vida, me llena de felicidad.
En general apenas tengo síntomas importantes, y eso me hacía preocuparme a menudo…me preguntaba si todo seguiría bien. Pero ya tengo la respuesta…¡¡¡SI!!!
Al menos por ahora…solo queda esperar que siga creciendo fuerte y sano/a.
En el primer trimestre te realizan el Triple Screening y la ecografía del pliegue nucal, para valorar el índice de riesgo, ya tengo cita. Los resultados de la analítica de control están bien, así que ahora tendré que seguir cuidándome mucho para que a mi pequeñín/a no le falte de nada.
Ya os seguiré contando…

Un abrazo.

viernes, 2 de septiembre de 2011

CANASTILLA. ¿Qué llevar al hospital?





Se acerca el momento del parto y hay que preparar la maleta con todo lo que llevarás al hospital. Esta es una breve guía de todo lo que necesitas para que no se te olvide nada.

Unos 20 días antes a la fecha prevista para el parto es antelación suficiente para preparar la maleta que vas a llevar al hospital, teniendo en cuenta que el bebé se puede adelantar. Tampoco lo dejes para el último día, porque una vez llegado el momento del parto, será difícil que tengas el tiempo y la calma para acordarte de todo lo que necesitas.
Ten presente que deberás estar de dos a cuatro días en la clínica o en el hospital; de cinco a siete, si se trata de una cesárea. Probablemente, te será proporcionada una lista con todo lo que necesitas en los cursos de educación maternal o cursos de preparación al parto.
Además, en los hospitales y clínicas te proporcionan bastantes cosas de las que necesitas, sobre todo para el bebe. En la mayoría de centros públicos te suministran lo necesario, aunque en los privados no suelen hacerlo.
La maleta para el hospital. Lo indispensable para la mamá:
- Los resultados de los últimos exámenes realizados.
- El carnet de identidad, la cartilla de la Seguridad Social (o los papeles de la mutua) y el carnet con el grupo sanguíneo.
- Un par de camisones completamente abiertos por delante y con las mangas cortas. De este modo, es más fácil dar el pecho al pequeño. 
- Bata, zapatillas y calcetines.
- Un par de sujetadores para la lactancia, con copas que se abren, y discos absorbeleches.
- Braguitas altas de cintura, capaces de aguantar las grandes compresas que se usan después del parto. También son muy útiles las braguitas de un solo uso.
- Dos paquetes de compresas.
- Una faja postparto, que sujeta el abdomen de forma delicada y que se puede regular conforme el vientre pierde su volumen.
- Puedes incluir un par de camisetas de lana o de algodón.
- Lo indispensable para tu higiene: jabón neutro, champú, un peine, un cepillo para los dientes y un dentífrico, y todas las cremas que utilices.
- Una muda para volver a casa.
Lo indispensable para el bebé:
- Unas diez mudas (Camisetas y braguitas, o "bodies" de algodón. También pueden ser necesarios jerseys y pantaloncitos).
- Pañales desechables para recién nacidos, ya que no todos los centros los proporcionan.
- Calcetines o patucos y un gorrito de lana o algodón.
- Tres arrullos para tapar al pequeño.
- Una conjunto de ropa para cuando salga del hospital.
- Una redecilla umbilical.
- Una manta de lana en invierno y de algodón en las demás estaciones.
- El biberón, el chupete y la ropa para cambiar la cuna suelen ser proporcionados por la clínica o el hospital. Pero, antes de ingresar, es mejor que te asegures por si no estuviera previsto.
- Para su aseo, puedes comprar aceite o leche limpiadora para niños, un jabón neutro, una pomada para el culito, una colonia de bebés y un peine o cepillo.
- Un capazo o una sillita de seguridad para llevarle a casa cuando te den el alta.
Además, hay que llevar una bolsa vacía para ir depositando la ropa sucia y evitar que se mezcle con la limpia. Si lo desea, el futuro papá también puede tener preparada una maleta con mudas y utensilios de higiene.
Del mismo modo, es aconsejable tener a mano los números de teléfono del médico, el hospital o la clínica y los familiares más cercanos con antelación.
Fuente: mibebeyyo

Large Grey Polka Dot Pointer