Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 17 de septiembre de 2011

Actividad física en embarazadas


Está demostrado que hay muchas ventajas para las mujeres embarazadas que hacen actividad física de forma moderada. Éstas son algunas de ellas:

- Aumentan tus niveles de energía, la resistencia al dolor, la flexibilidad y mejora tu capacidad aeróbica.
- Disminuye la tensión cardiovascular.
- Evita el exceso de peso. Las mujeres que practican ejercicio con regularidad ganan menos kilos durante el embarazo y recuperan su peso anterior con más rapidez.
- Facilita el parto y mejora la recuperación física después del parto.
- Mejora la postura y previene los dolores lumbares.
- Aumenta la autoestima y previene la depresión.

Después del parto, los kilos del embarazo son difíciles de perder solamente con una dieta, pero sí se puede conseguir eliminar los kilos rebeldes combinando un plan de dieta con ejercicio.


Consejos
El embarazo no es un momento ideal para iniciar la práctica de un deporte
Si te decides por ello ten en cuenta iniciarlo de forma progresiva, sin llegar al agotamiento y realizándolo de forma regular (2-3 veces por semana). Intenta realizarlo bajo la tutela de un monitor experimentado
Incremente la ingestión de líquidos
El mínimo debe ser de 1,5 a 2 litros al día. Es bueno tomar un vaso de agua o un zumo de naranja recién exprimido antes de desayunar.
Para que tu organismo se oxigene mejor, tonifiques los músculos de las piernas, ganes coordinación, y como buena medida de prevención de varices y calambres te recomendamos que:
- Sal a caminar diariamente, haciendo un paseo largo y a buen ritmo.

- Sube escaleras; es un buen momento para no coger el ascensor, pero ve descansando en cada rellano.

- La práctica de la bicicleta estática también resulta beneficiosa en estos momentos, pero gradúala a velocidad y resistencia cómoda.


*Este es un aspecto importante ya que a medida que pase el embarazo disminuirá la agilidad de tu cuerpo debido a la laxitud de tus ligamentos por las hormonas del embarazo y del cambio del centro de gravedad de tu cuerpo.
Nadar en aguas templadas
- Disminuye la presión y sobrecarga de las articulaciones, mejorando su movilidad;

- Mejora tu control postural (equilibrio y coordinación de movimientos).

- A la vez, esta actividad favorece el retorno venoso, previniendo varices, trombosis y calambres, así como aumenta la eliminación de sodio por la orina, por lo que previene el hinchazón de las piernas (edemas).

Hay que recordar que este es un tipo de ejercicio de bajo riesgo de sufrir lesiones: torceduras de tobillo, etc.


fuentes: parasaber.com, pulevasalud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer