Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 26 de septiembre de 2011

Cómo ayudar al feto a colocarse para el parto


 

 

 


Hay algunos sencillos gestos y ejercicios diarios que puedes hacer para facilitar esta postura. No basta que esté cabeza abajo. Si su espalda está orientada hacia la tuya (digamos que sería como si mirara hacia tu ombligo, con su columna vertebral contra la tuya) su salida por el canal del parto será más difícil y las contracciones posiblemente durarán más y serán algo más dolorosas.

No te pases el día tirada en el sofá.
Así no ayudarás a tu bebé a adoptar la posición adecuada. Es importante que te mantengas activa y en movimiento. No hace falta realizar grandes esfuerzos, bastará con caminar un rato al día. Esto estimulará al bebé para colocarse en la posición más adecuada de forma instintiva y natural.
      A partir de la semana 30, ponte a gatas.
Colócate a cuatro patas durante unos cuantos minutos al día, con la barriguita "colgando". Así el bebé encontrará el estímulo para colocarse en la posición occipital anterior izquierda, es decir, para que la espina dorsal y la parte posterior de su cabecita se coloquen en la parte izquierda de tu tripa. Esta posición es la más adecuada para facilitar su salida naturalmente.
      A caballo... sobre una silla.
Desde el séptimo mes puedes hacer este ejercicio para ayudarle a colocarse. Siéntate en una silla con las piernas abiertas y pliégate hacia adelante durante 15 ó 20 minutos. Después evita correr al sofá. Es mejor si caminas o si, al menos, te mantienes activa. Repite este ejercicio diariamente.
 ¡Adiós, tacones!
El peso de la tripa fuerza la postura de la columna vertebral de la mujer embarazada. Los tacones sólo contribuyen a acentuar este sobreesfuerzo y llevan a adoptar posiciones poco adecuadas a la madre, lo que condiciona la "sugerencia" natural de posición para el feto. El consejo es olvidarse de los tacones por mucho que estilicen la pierna, aunque seguramente tu propio cuerpo te pedirá andar en plano y prescindir de las alturas por una temporada.
      Siéntate bien.
La cabecita y la espina dorsal del bebé pesan y a menudo obligan a la mujer embarazada a adoptar una posición inclinada hacia delante. Es importante esforzarse por corregir esta postura por el bien de la propia espalda y para "animar" al bebé a colocarse bien. Cuando debas estar sentada, permanece rigurosamente erguida y, si es posible, con el trasero más alto respecto a las rodillas. Existen en el mercado estupendas y cómodas sillas anatómicas que te 'obligarán' a sentarte bien. Si no tienes una de ésas, puedes solucionarlo sentándote sobre un cojín alto.
      Recuéstate de lado.
Para dormir, para ver la televisión... evita tumbarte boca arriba o dejarte caer sobre el sofá en cualquier postura. Túmbate sobre un costado, preferiblemente sobre el lado izquierdo
Fuente: paternidad.practicopedia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer