Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 24 de octubre de 2011

El embarazo por dentro: Videos semana a semana


En estos videos se muestra muy bien, el desarrollo de todo el embarazo y cada cambio que se produce. Me han resultado muy interesantes. Espero que os gusten.

martes, 18 de octubre de 2011

EMBARAZADA 13+3 semanas


Esta vez, os vuelvo a hablar de mi propia experiencia. A mí me ayuda mucho leer como evolucionan otras madres, y tanto si estáis buscando (para cuando os quedéis...), y para las que ya lo están, me apetece compartir  todo lo que me está ocurriendo. Es una de las etapas mas felices de mi vida.
El bebe sigue creciendo...hoy nos han dicho en la consulta de la tocóloga que todo sigue bien. Los análisis del triple screening y la traslucencia nucal indican riesgo bajo, así que no es necesario que me realice la amniocentesis. Es un alivio...
En la ecografía, hemos vuelto a escucharle su corazón, y ya le hemos visto mas formadito. Incluso hemos podido ver su manita moviéndose y yo he interpretado que saludando...¡que alegría!.
Me encuentro bastante bien, quizás algo mas cansada de lo habitual, con mas sueño y aguanto menos tiempo de pie, pero en general no me puedo quejar. Todo lo contrario...doy gracias por el embarazo tan bueno que estoy llevando hasta ahora. Es fundamental contar con el apoyo incondicional de tu pareja, y también de la familia y amigos, lo tengo, por tanto, NO PUEDO PEDIR MAS.
Un abrazo muy fuerte, y una vez más, ¡gracias por seguir mi blog!

viernes, 14 de octubre de 2011

Sin síntomas ¿Estaré embarazada?


Cuando una mujer se queda embarazada, comienza a experimentar una serie de síntomas que le alertan de su estado de buena esperanza: amenorrea, náuseas, cansancio, sueño, mareos, dolores en la pelvis, etc. Estos síntomas se dan en mayor o menor medida en cada mujer; sin embargo, algunas gestantes pueden llegar a no presentar ninguno de ellos. ¿Por qué? Averígualo a continuación
Todos conocemos (por los medios de comunicación o en persona) casos de mujeres que no se han enterado de que estaban embarazadas hasta que se pusieron de parto. Aunque resulta difícil de creer (por el aumento del tamaño del útero o la ausencia de la menstruación durante este tiempo, principalmente), el hecho es que ocurre. ¿Cómo es que estas mujeres no se dieron cuenta de que estaban embarazadas?
 
Principales síntomas del embarazo
El primer indicio de embarazo es la amenorrea o falta de menstruación. Cuando una mujer está buscando un embarazo y no le llega el periodo a su debido momento, sospechará sobre la posibilidad de haber logrado su objetivo, lo que una prueba de embarazo podrá confirmar.
Este es quizá el síntoma más amable, ya que el resto viene acompañado de molestias: náuseas matutinas, vómitos, cansancio, sueño, pequeños sangrados vaginales durante la implantación, malestar estomacal, apetencia o repulsión de ciertos alimentos, mareos y desmayos, aumento de la frecuencia miccional, flatulencia, estreñimiento, aumento de la temperatura corporal, cambios en los senos… Para muchas mujeres el hecho de no tener ninguno de estos síntomas puede parecer una bendición, sin embargo, si eso conlleva enterarse más tarde del embarazo, puede ser perjudicial para el desarrollo del bebé.
 
¿Por qué no tengo náuseas?
Hay que distinguir entre las mujeres que son afortunadas y tienen una sintomatología leve de aquellas que no tienen ningún síntoma y no llegan a enterarse de que están encinta.
Cada persona es un mundo y cada organismo reacciona de una manera diferente ante un embarazo. Algunas tienen unas náuseas horribles durante los 3 primeros meses y apenas si pueden probar bocado, mientras que otras no experimentan ningún malestar estomacal en toda la gestación. Hay mujeres que tienen unos embarazos muy buenos y pueden trabajar casi hasta el último momento, y otras tienen que pasarse meses y meses de reposo.
El no tener síntomas molestos debería ser para cualquier embarazada una buena noticia, pero para muchas, en las primeras semanas, se convierte en un motivo de inquietud hasta que la primera ecografía confirma que todo va bien. En cuanto la prueba de embarazo corrobora tu estado, esperas empezar a vomitar, sentirte cansada, tener mareos, etc. Los libros, películas, los comentarios de amigas y familiares… influyen poderosamente en las expectativas que tenemos ante esta nueva situación desconocida. Surgen multitud de dudas y preguntas y, sobre todo, el miedo a que el bebé no esté bien. Por eso, muchas mujeres se preocupan si no tienen náuseas o si el pecho no les empieza a crecer, pensando que es una señal de que algo no va bien en el embarazo.
Esto es un mito que hay que desterrar: no todas las mujeres sufren las mismas molestias ni en la misma medida. Si tú eres una de las afortunadas que no padeces ninguno de estos males asociados al embarazo, deja de preocuparte y disfruta de tu nueva condición.
 
¡No sabía que estaba embarazada!
Otro caso diferente es el de aquellas mujeres que no tienen ningún síntoma y no se enteran de su embarazo hasta que se ponen de parto. ¿Cómo se llega a dar esta situación?
-       Amenorrea
En primer lugar, lo que más sorprende es que no les llamara la atención el hecho de dejar de tener el periodo durante tanto tiempo. En una mujer con una menstruación normal y regular que mantiene una actividad sexual frecuente, en cuanto el ciclo se retrasa un par de días se plantea la posibilidad del embarazo; pero en estos casos, normalmente se trata de mujeres con ciclos muy irregulares que pueden llegar a estar meses sin tener la menstruación por diferentes motivos (ovarios poliquísticos, quistes) o mujeres que están ya en la edad pre-menopáusica y confunden el embarazo con el inicio de la menopausia.
Asimismo, durante el primer trimestre es normal tener pequeños sangrados, que estas mujeres confunden con la regla en vez de con un síntoma del embarazo.
Por último, en algunas embarazadas se produce lo que se conoce como “ciclo menstrual regular”. Esto ocurre normalmente cuando una mujer queda embarazada cerca del comienzo de su siguiente periodo menstrual, lo que conlleva a que siga sangrando cada mes durante la gestación.
 -       Crecimiento del vientre
Otro de los síntomas más evidentes de una gestación es el crecimiento de la barriga. Hasta el 5º mes puede pasar desapercibido, pero a partir de ese momento se hace día a día innegable. La mayoría de las veces ese aumento pasa inadvertido cuando son mujeres obesas o con tendencia a engordar mucho, confundiéndose además de esta manera los movimientos del bebé con problemas estomacales por la capa de grasa que recubre el estómago.
 

-       Síntomas propios de la gestación
Como ya hemos visto antes, no todas las mujeres padecen este tipo de síntomas (náuseas, mareos, vómitos, cansancio…) o los sienten muy leves, con lo que simplemente los pueden interpretar como un malestar pasajero producido por cualquier otra causa (cansancio propio del estrés diario, gastroenteritis, etc.).Además, hay que tener en cuenta la fuerza de la mente: una persona que esté buscando un embarazo creerá estar encinta ante cualquier pequeño indicio y enseguida se hará una prueba de embarazo; sin embargo, una persona que no se plantee esta posibilidad pensará en miles de motivos diferentes para cada señal (amenorrea, aumento de peso, náuseas…) antes de que se le pase por la mente la posibilidad de estar embarazada
Fuente: todopapas.com


jueves, 13 de octubre de 2011

Como pintar la habitación de tu bebé


Armonía, energía y sensaciones. Escoge un color apropiado para pintar la habitación de tu bebé. Un estilo alegre y original será lo indicado para atraer energías positivas.
Lograr que la habitación de tu bebé transmita la calma que necesita para lograr el descanso pleno. Es necesario darle un estilo propio a la habitación. Según las técnicas del Feng Shui cada color posee energía y efecto. Por ello, antes de pintar las paredes de la habitación del bebé es recomendable saber qué representan los colores:
·                     El rojo: Atracción visual. Expresa pasión, emoción, agresividad, y fuerza. Da sensación  de competencia y estimulación.
·                     El verde: Relacionado con la fertilidad y la primavera. Transmite seguridad, deseo, descanso, equilibrio y aumenta el crecimiento emocional.

lunes, 10 de octubre de 2011

Beneficios del PILATES para las embarazadas

Para quienes no lo conocen, Pilates es una técnica creada por Joseph Pilates hace más de 90 años que incorpora la unión de ejercicios orientales y occidentales basada en movimientos armónicos y fluidos.
Es una práctica de bajo impacto, delicada, que fortalece los músculos sin sobrecargarlos y mejora la flexibilidad. Se hace hincapié en el control integral de los músculos del cuerpo de un modo equilibrado mientras se permanece consciente de la conexión cuerpo-mente.
¿Qué beneficios aporta Pilates a la embarazada?
• Ayuda a fortalecer el tono muscular, la forma física y sobre todo, muy importante en el embarazo y en cualquier etapa de la vida, a lograr un bienestar psicofísico entre el cuerpo y la mente.
• Una de las grandes ventajas de Pilates es que contribuye a mejorar la postura corporal, fundamental para soportar el aumento de peso en el embarazo.
• Estimula la circulación sanguínea corporal favoreciendo la llegada de nutrientes y oxígeno al bebé a través de la sangre.
• Ayuda a conocer y controlar el propio cuerpo, una de las premisas, creo, para tener un buen parto.
• Como todo ejercicio físico, favorece el desarrollo del bebé.
• Ayuda a aliviar algunas molestias típicas del embarazo como dolores de espalda, lumbago, edemas, estreñimiento, calambres y varices.
• El fortalecimiento de la pared abdominal es una gran ayuda al momento de expulsar al bebé, provocando partos más cortos y reduciendo la posibilidad de cesárea.
• Igualmente el fortalecimiento del suelo pélvico favorece el parto vaginal y reduce el riesgo de episiotomía (corte perineal para facilitar la expulsión del bebé). Además, disminuye los síntomas de incontinencia en el post-parto.
• El control de la respiración, una de las máximas del pilates, favorece el trabajo de parto y contribuye a la relajación.
• Después del parto, la recuperación es más rápida.
Cualquier embarazada puede practicar el método pilates, salvo contraindicación médica. Sin embargo, se recomienda comenzar a practicarlo una vez que hayan desaparecido las molestias típicas del primer trimestre.
No se aconseja comenzar a practicarlo en las primeras semanas de embarazo si la mujer no venía practicando Pilates desde antes de quedar embarazada. Es decir, pueden realizarlo durante el primer trimestre las mujeres que han mantenido el entrenamiento previo al embarazo, pero no quienes comienzan en los primeros tres meses.
En el segundo y el tercer trimestre, todas las mujeres pueden practicar Pilates, tanto de suelo como en máquinas, siempre que estén supervisadas por un profesional que adaptará los ejercicios más adecuados para su estado.
¿ En qué casos está contraindicado?
• Hipertensión inducida por el embarazo o mal controlada
• Rotura prematura de membranas
• Trabajo de parto prematuro
• Incompetencia del cuello uterino o abortos habituales
• Sangrado (de cualquier tipo)
• Placenta previa
• Retraso de crecimiento intrauterino
• Diabetes materna
• Enfermedad cardiaca materna
• Enfermedad pulmonar restrictiva
El médico será quien evalúe si la embarazada puede realizar ejercicio físico en el caso de padecer: Hipotiroidismo o hipertiroidismo, neumopatías agudas, anemia, infección sistémica, fatiga extrema, molestias o dolor músculo-esquelético, diástasis abdominal, contracciones uterinas u obesidad excesiva.
Una vez nacido el bebé y pasado un tiempo prudencial para comenzar a realizar actividad física, el Método Pilates es muy efectivo como ejercicio de recuperación post-parto. Es ideal porque por un lado te ayudará a volver a tu estado físico más rápidamente y por el otro, puedes practicarlo con tu bebé.

fuente: bebesymas

miércoles, 5 de octubre de 2011

Alimentación durante los 9 meses de embarazo


Durante el embarazo, el organismo cambia y las necesidades nutricionales no son las mismas al inicio que al final de la gestación.
No es momento de pasar hambre, ya que el crecimiento y el desarrollo del bebé, requiere de una alimentación equilibrada.  Es necesario, por ello, conocer cuáles alimentos se deben consumir por parte de la futura madre.

En el primer trimestre
Prácticamente no existen diferencias con las necesidades habituales, ya que el bebé aún no requiere grandes aportes nutricionales. Sin embargo, es necesario tener en cuenta lo siguiente:
  • Habituarse a incluir en los menús ingredientes saludables.
  • Consumir alimentos con ácido fólico (las verduras de hoja verde), ya que su carencia puede provocar el desarrollo de defectos del tubo neural del bebé.
  • Consumir alimentos con yodo, ya que este mineral es imprescindible para el adecuado desarrollo intelectual del feto. 
  • Ingerir alimentos proteicos (lácteos, carne, pescados, huevos, legumbres y frutos secos) que son los que forman nuevas estructuras.
Prevenir molestias
Náuseas: Son las molestias más comunes durante el primer trimestre de embarazo. Para aliviarlas, se recomienda comer poco y a menudo, no tomar alimentos picantes ni muy ricos en grasas. Si se siente gana de picotear, lo mejor es consumir porciones de frutas.
Ardores de estómago: Para aliviarlas, se aconseja el consumo de alimentos alcalinos, como la leche, que neutralizan los ácidos.
Mareos: Para evitarlos, procura no estar largos periodos en ayuno.

 En el segundo  trimestre
Debido a que el feto dobla su talla, es necesario ir aumentando progresivamente las calorías  hasta llegar a las 2.500 diarias.  Sin embargo, es importante tomar en cuenta:
  • Consumir alimentos que brindan hidratos de carbono complejos como pastas, el arroz y los cereales, que aporten energía y, a la vez, contengan vitaminas y minerales.
  • Combinar alimentos ricos en hierro con otros que posean vitamina C para facilitar la absorción del hierro por el organismo, ya que la madre requerirá grandes cantidades de sangre por el desarrollo completo del sistema sanguíneo del bebé.
Prevenir molestias
Estreñimiento: A partir del tercer mes, es un mal común.  Para prevenirlo o aliviarlo, es necesario seguir una dieta rica en fibra proveniente de cereales integrales (pan), legumbres de todo tipo (de2 a 3 veces a la semana), frutas (un gran vaso diario de zumo y un par de piezas de fruta entera) y hortalizas (un plato al día de verduras cocidas más ensalada).


En el tercer  trimestre


En los últimos meses de gestación, la dieta debe aportar unas 2.750 calorías diarias y es necesario tomar en cuenta:
  • Aumentar la ingesta de alimentos con calcio y, para facilitar su absorción, se debe incluir alimentos con vitamina D como la yema de huevo y la exposición a los rayos solares (unos minutos al día son suficientes).
  • Consumir alimentos con yodo  (En el caso de la sal yodada no excederse)
Prevenir molestias
Retención de líquidos:  Es  una molestia muy generalizada durante este trimestre.  Por ello, resulta conveniente disminuir los alimentos muy salados y beber agua suficiente. Igualmente es necesario evitar las bebidas con gas y las comidas precocinadas.
Calambres:  Para evitarlos, se requiere el consumo de calcio y magnesio, que pueden ser obtenidos en alimentos como frutos secos, espárragos, brócoli, espinacas y manzana.

Fuente: recetas-saludables.com

lunes, 3 de octubre de 2011

EMBARAZADA 10+5 semanas


¡¡Ya queda menos para superar el primer trimestre!!.
Me hice la semana pasada una nueva ecografía. Fue emocionante ver como había cambiado en tan solo 3 semanas...Mide 4 cm. Ya tenía brazos y piernas y lo mejor de todo...¡¡¡se movía!!!. Volvimos a escuchar su latido cardiaco, no hay sonido mejor...
Falta conocer los resultados del triple screening y la translucencia nucal, esperamos que todo salga bien.
Aún no se nota mucho mi barriguita, pero si que he observado algunos cambios: mi piel está mas seca, estreñimiento, pecho aumentado, sensibilidad a ciertos olores y ¡¡sueño continuo!!. En general, sigo encontrándome bastante bien, no puedo quejarme. Os seguiré contando mi evolución...¡gracias por seguir mi blog!

fuente imagen: babycenter
Large Grey Polka Dot Pointer