Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 10 de octubre de 2011

Beneficios del PILATES para las embarazadas

Para quienes no lo conocen, Pilates es una técnica creada por Joseph Pilates hace más de 90 años que incorpora la unión de ejercicios orientales y occidentales basada en movimientos armónicos y fluidos.
Es una práctica de bajo impacto, delicada, que fortalece los músculos sin sobrecargarlos y mejora la flexibilidad. Se hace hincapié en el control integral de los músculos del cuerpo de un modo equilibrado mientras se permanece consciente de la conexión cuerpo-mente.
¿Qué beneficios aporta Pilates a la embarazada?
• Ayuda a fortalecer el tono muscular, la forma física y sobre todo, muy importante en el embarazo y en cualquier etapa de la vida, a lograr un bienestar psicofísico entre el cuerpo y la mente.
• Una de las grandes ventajas de Pilates es que contribuye a mejorar la postura corporal, fundamental para soportar el aumento de peso en el embarazo.
• Estimula la circulación sanguínea corporal favoreciendo la llegada de nutrientes y oxígeno al bebé a través de la sangre.
• Ayuda a conocer y controlar el propio cuerpo, una de las premisas, creo, para tener un buen parto.
• Como todo ejercicio físico, favorece el desarrollo del bebé.
• Ayuda a aliviar algunas molestias típicas del embarazo como dolores de espalda, lumbago, edemas, estreñimiento, calambres y varices.
• El fortalecimiento de la pared abdominal es una gran ayuda al momento de expulsar al bebé, provocando partos más cortos y reduciendo la posibilidad de cesárea.
• Igualmente el fortalecimiento del suelo pélvico favorece el parto vaginal y reduce el riesgo de episiotomía (corte perineal para facilitar la expulsión del bebé). Además, disminuye los síntomas de incontinencia en el post-parto.
• El control de la respiración, una de las máximas del pilates, favorece el trabajo de parto y contribuye a la relajación.
• Después del parto, la recuperación es más rápida.
Cualquier embarazada puede practicar el método pilates, salvo contraindicación médica. Sin embargo, se recomienda comenzar a practicarlo una vez que hayan desaparecido las molestias típicas del primer trimestre.
No se aconseja comenzar a practicarlo en las primeras semanas de embarazo si la mujer no venía practicando Pilates desde antes de quedar embarazada. Es decir, pueden realizarlo durante el primer trimestre las mujeres que han mantenido el entrenamiento previo al embarazo, pero no quienes comienzan en los primeros tres meses.
En el segundo y el tercer trimestre, todas las mujeres pueden practicar Pilates, tanto de suelo como en máquinas, siempre que estén supervisadas por un profesional que adaptará los ejercicios más adecuados para su estado.
¿ En qué casos está contraindicado?
• Hipertensión inducida por el embarazo o mal controlada
• Rotura prematura de membranas
• Trabajo de parto prematuro
• Incompetencia del cuello uterino o abortos habituales
• Sangrado (de cualquier tipo)
• Placenta previa
• Retraso de crecimiento intrauterino
• Diabetes materna
• Enfermedad cardiaca materna
• Enfermedad pulmonar restrictiva
El médico será quien evalúe si la embarazada puede realizar ejercicio físico en el caso de padecer: Hipotiroidismo o hipertiroidismo, neumopatías agudas, anemia, infección sistémica, fatiga extrema, molestias o dolor músculo-esquelético, diástasis abdominal, contracciones uterinas u obesidad excesiva.
Una vez nacido el bebé y pasado un tiempo prudencial para comenzar a realizar actividad física, el Método Pilates es muy efectivo como ejercicio de recuperación post-parto. Es ideal porque por un lado te ayudará a volver a tu estado físico más rápidamente y por el otro, puedes practicarlo con tu bebé.

fuente: bebesymas

1 comentario:

  1. Aurea10:59

    A mi me funcionó muy bien, sobretodo a la hora del parto...lo recomiendo 100%.Aurea

    ResponderEliminar

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer