Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 18 de diciembre de 2012

8 meses



Me parece increíble...¡Ya han pasado 8 meses! Como ha cambiado mi vida...y sobretodo, como ha cambiado él.
Está muy mayor, le tengo que poner ya la ropa de 12 meses porque crece muy rápido.
No os imagináis lo bien que come, pensaba que iba a costar más introducir los purés, pero NO...no hace ascos a nada. Da igual que sea pollo, ternera, pavo, una verdura u otra...termina el plato y muchas veces protesta porque quiere más. Tambien toma pan, se puede pasar horas con el mendrugo en la mano chupándolo sin parar. He probado a darle yogur, "mi primer danone" y le gusta muchísimo, en particular el de frutas. Con respecto a la preparación de la comida, recomendaros un pequeño electrodoméstico que nos han regalado y que facilita mucho la preparación de purés y papillas. Puedes hacer todo en el mismo sitio (cocer,calentar,descongelar,triturar...), evitando manchar veinte cosas y dejar la cocina empantanada. Es la baby cook de la marca BEABA:

En breve, comenzaré a introducir el pescado y la yema de huevo, a ver si sigue en la misma linea y continua comiendo bien.
Ya no cabe en la bañera que le compramos, así que vamos a probar con un asiento de bañera, me gustan varios, pero seguramente compremos el de la marca prenatal:

Y con respecto a sus avances...ya consigue desplazarse por donde quiere arrastrándose. Lleva una semana levantado el culete y logra quedarse a cuatro patas balanceándose. Le falta aprender a ir hacia delante, porque parece un cangrejito y solo vá hacia detrás.
Ya empieza a extrañar, y echa los brazos a mamá cuando no conoce a alguien o quiere mimitos. Duerme intermitentemente y se despierta muchas veces... aunque luego le resulta fácil volver a coger el sueño.
Los dientes todavía no han aparecido, espero que luego no le salgan todos a la vez...Por ahora, solo babea mucho y rabia por meterse cualquier cosa a la boca.
Y que os voy a decir yo...está muy simpático y gracioso. Descubre cada día algo nuevo y se ríe mucho. Lo último, que causa sensación es LA LUZ. Ya sea una lámpara, foco o las lucecillas del árbol navideño...se queda alucinado.
Estas son sus primeras navidades..todo le sorprende, así que voy a dejar contagiarme de su inocencia y alegría ante todo lo que le rodea estos días. Aprovecho para desearos unas felices fiestas y próspero 2013. Os deseo sobretodo SALUD, y que no falte amor, trabajo y todo aquello que os llene de felicidad. Gracias por haber compartido conmigo este año, el primero como madre, y el más feliz de mi vida...
Un abrazo.


martes, 11 de diciembre de 2012

Productos que he usado para la higiene y cuidado del bebé


¡Hola!
En esta ocasión, os voy a hablar de los productos que he utilizado con mi peque durante estos 8 meses. Aunque ya sabéis que lo mejor ir probando productos en función de las necesidades de vuestros bebés.

PAÑALES

Utilicé en un principio los de la marca DODOT, pero probé los de la marca Deliplus de Mercadona y la verdad es que me han venido genial. La relación calidad-precio es inmejorable. Al menos en mi caso, sigo utilizándolos. Aunque muchas mamis me han dicho que a partir de ahora igual necesito cambiar de marca, ya que se hinchan mucho con el pis y dura menos tiempo sequito, pero ya os contaré…



EL BAÑO

GEL
Empecé usando el gel de SEBAMED, también el de MUSTELA, y no me fueron mal ninguno. El que no os recomiendo para nada es el de Mercadona. En este caso mi experiencia fue mala. Apenas huele, no hace espuma, seca la piel y no compensa aunque sea más económico. Actualmente compro el jabón NENUCO de toda la vida, y estoy encantada. También buena la relación calidad-precio.


CHAMPÚ
Solo os recomiendo dos, el de MUSTELA y el de NENUCO. El de Deliplus tengo que deciros otra vez, que no me funcionó. No solo le dejaba el pelo como grasiento, sino que apenas hace espuma y parece que no está limpio cuando se seca.


ESPONJA
He utilizado sobretodo esponjas naturales marinas. La que mejor me ha ido para el baño es la de la marca VOLTERETA de EL CORTE INGLÉS. Usé una de fibra y no me gustó nada. Os pongo la foto para que también la veáis.
Para el aseo diario del culete, he usado cada semana de las clásicas suaves que podéis comprar en cualquier droguería.
Esponja natural marina

Esponja de fibra

Esponja suave


CREMAS PARA EL CAMBIO

En este caso he probado de todo un poco…Os pongo aquí las que más he usado. Mi recomendación personal es la de la marca SEBAMED, y en este caso la de MUSTELA no me ha gustado tanto...La de AVENE estaba bien porque no es muy pastosa. Cuando lo tiene algo más rojito me gusta darle la pasta al agua LUTSINE de la marca ERYPLAST.


HIDRATANTES PARA EL CUERPO

He usado la crema de MUSTELA, y me ha gustado. Huele bien, hidrata y se aplica muy bien. También la de la marca SEBAMED. Pero para mi sorpresa, mi pediatra me ha recomendado la crema para pieles atópicas de Deliplus. A veces le salen pequeños eczemas, y os reconozco que a pesar de mi desconfianza ¡¡funciona!!.


COLONIA

He usado NENUCO, SUAVINEX, Y MUSTELA. Pero mi preferida es la de la marca NAHORE. Además fue la primera que le dimos cuando nació, y siempre me recuerda a sus primeros días…
 

TOALLITAS HÚMEDAS

Empecé usando las de DODOT SENSITIVE, tenía muestras y no me fueron mal, pero he acabado usando mayormente las toallitas con crema de Deliplus. Resultan mas económicas y duran húmedas mucho tiempo. En contraste con otras, justo las del final son las que se conservan mas mojadas y se aprovechas todas. Usé una vez las de HUGGIES, y aunque olian muy bien, se quedaban cortas. Son muy pequeñas. Para cada cambio tenía que coger dos o tres, al final me duraban poco y me daba la sensación de que no limpiaban del todo.


Espero que os haya gustado y resultado útil.
Un abrazo y hasta la próxima publicación.

Si te ha gustado la entrada no dudes en twittearla o regalar un "me gusta" ♥☺
¡! Gracias ¡!
Maternidadypsicología


martes, 4 de diciembre de 2012

Parto vaginal después de una cesárea (VBAC)


La antigua frase de que “una vez que hubo una cesárea, siempre habrá otra”, ya no tiene validez. En el pasado, se creía que si una mujer daba a luz por cesárea una vez, todos sus demás hijos debían nacer de la misma manera. Actualmente, muchas mujeres pueden tener partos vaginales después de haber tenido un parto por cesárea. A esto se le conoce como parto vaginal después de una cesárea (VBAC por sus siglas en inglés).

Candidatas para un VBAC:

De acuerdo con el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología (ACOG), las siguientes mujeres son candidatas para un VBAC:
  • La mujer ha tenido un parto previo por cesárea transversal baja. Esto se refiere al corte en el útero, no al que está en el vientre. Si usted ha tenido una cesárea anteriormente, su médico puede pedirle que obtenga una copia del informe de su primera cirugía para verificar qué tipo de incisión tuvo en el útero.
  • La mujer no ha tenido otras cicatrices o rupturas uterinas, ya sea de partos por cesáreas anteriores o por otro tipo de cirugías.
  • La mujer tiene una pelvis lo suficientemente grande permitir un parto vaginal
  • El parto se llevará a cabo en una institución con un médico disponible inmediatamente a través de todo el trabajo de parto activo, quien puede monitorear el feto y llevar a cabo una cesárea urgente si es necesario.
  • El parto se llevará a cabo en una institución en donde también hay disponibilidad inmediata de anestesia y personal en caso de que sea necesario realizar una cesárea urgente.
La ACOG ha afirmado específicamente que si una mujer está planificando un parto por VBAC, se debe disponer, durante todo el trabajo de parto en sí, de un equipo médico apropiado, incluyendo un anestesiólogo, en caso de que sea necesario realizar una cesárea de emergencia. Es probable que los hospitales pequeños no tengan los recursos para realizar el control que requiere un parto VBAC o una cesárea de emergencia para estos casos y que, por consiguiente, no se pueda practicar el VBAC.

Mujeres que NO deben tener un VBAC:

Una de las principales preocupaciones de tener un parto vaginal después de una cesárea es la posible ruptura del útero, lo cual podría ser peligroso para usted y el bebé. Por esta razón, la ACOG ha elaborado algunas recomendaciones para las mujeres que no deben intentar tener un parto vaginal después de una cesárea. Dentro de estas mujeres están:

 
  • Mujeres con una incisión vertical alta (o clásica, en forma de T) en el útero
  • Mujeres con antecedentes de cirugía uterina extensa
  • Mujeres con una pelvis pequeña o que van a dar a luz un bebé grande: es posible que no sea seguro para el bebé pasar a través de la pelvis
  • Aquellas con un problema de salud o afección obstétrica, como placenta previa o desprendimiento prematuro de la misma.
  • Mujeres que dan a luz en un hospital que no cuenta con un equipo médico disponible para controlar un parto vaginal después de una cesárea y una operación de emergencia.
  • Ruptura uterina previa
  • Mujeres con dos cesáreas previas y ningún parto vaginal previo

Los beneficios de un VBAC:

Estadísticamente, casi un 60 - 80% de las mujeres que intentan tener un parto vaginal después de una cesárea son capaces de dar a luz a través de la vagina. Si usted está considerada como una candidata para este procedimiento, existen algunas ventajas de tener un parto vaginal a tener uno por cesárea. Algunas de ellas son:
  • Periodo más corto de hospitalización
  • No tener una cirugía abdominal
  • Menor riesgo de transfusión de sangre e infección.
  • Recuperación total más rápida
  • Puede evitar cesáreas múltiples en el futuro si está pensando en tener una familia numerosa (con tres o más niños)
Sin embargo, cabe destacar que algunas mujeres que tratan de tener un parto vaginal terminan con una cesárea y no tienen la oportunidad de disfrutar de estos beneficios.

Riesgos:

El mayor riesgo de parto vaginal después de una cesárea es la ruptura del útero. El riesgo de ruptura del útero con una cesárea transversal baja es de casi un 1%, mientras que el riesgo de ruptura del útero con una cesárea clásica previa es de 8 a 10%. En un gran estudio reciente, aproximadamente 1 de cada 2,000 mujeres que intentaron un parto vaginal después de una cesárea también tuvieron mayor probabilidad de necesitar una transfusión de sangre y de tener una infección en sus úteros que requirió antibióticos. Por otro lado, alrededor de 3/4 de las mujeres que intentaron tener un parto vaginal lo lograron. Estas mujeres evitaron la cirugía y tuvieron una recuperación más rápida comparada con las mujeres que optaron por repetir una cesárea programada.

La decisión final es tuya:

La clave para tomar una decisión sobre un parto vaginal después de una cesárea está en conversar con el médico sobre los riesgos y beneficios tanto para ti, como para tu bebé. Las circunstancias son diferentes para cada mujer y es importante buscar la orientación de tu médico para hablar sobre los riesgos.
En última instancia, la decisión es tuya. Cuanta más información y comprensión tengas acerca de un parto vaginal después de una cesárea, más fácil será tomar una decisión.

fuente: http
://www.umm.edu



miércoles, 28 de noviembre de 2012

COMO HACER FELIZ A UN BEBÉ


Observar a nuestro hijo y respetar lo que le agrada es una forma de alimentar nuestra relación y hacer feliz al pequeño. Estas son diez cosas que a los bebés les encantan.

1. Estar desnudo

Hay niños que solo necesitan quitarse la ropa y el pañal para calmarse. En los bebés existe una permanente conexión cuerpo-emoción y, a falta de palabras, su cuerpo expresa todas sus emociones. Por eso lo necesitan lo más libre de ataduras posible.
Desnudos, los pequeños se muestran más receptivos y expresivos. Además, las sensaciones no llegan igual con ropa que sin ella. Y puestos a explorar, cuantos menos intermediarios entre ellos y el mundo, mejor.

2. Estar arropadito

Le recuerda su estancia en el útero materno, cuando toda su piel estaba en contacto con esas paredes que le abrazaban y protegían. Las primeras semanas de vida muchos bebés se sienten muy a gustito cuando los envolvemos, les encanta estar recogidos y tener mucha zona de contacto. Poco a poco se sienten más seguros en su nuevo medio y empiezan a tomarle gusto a moverse con más libertad.

3. La piel de mamá

El abrazo de una madre es la mejor solución para casi cualquier problema. Muchos estudios demuestran que el contacto directo piel con piel entre la madre y el hijo equilibra la temperatura corporal del bebé, su ritmo cardiaco y le ayuda a liberar endorfinas y oxitocina, la hormona del amor. Y no solo le beneficia a él: nosotras liberamos las mismas hormonas.
El contacto con nuestra piel relaja el sistema nervioso del bebé (expuesto continuamente a estímulos) y favorece nuestra relación con él. Los dos nos sentimos cercanos y amados.


4. El ruido monótono

Los sonidos monótonos (el del motor, la lavadora o incluso el secador) recrean en muchos bebés los ruidos de nuestro cuerpo, con los que crecieron sus primeros nueve meses de vida intrauterina y les relaja. Son ruidos que, además, se presentan como amortiguados, igual que los que el pequeño escuchaba en nuestro vientre.

5. La música

-         La música es un estímulo para su aprendizaje: sus tonos graves y agudos estimulan las conexiones neuronales del bebé, reorganizan su cerebro y según el tipo (clásica, moderna...) le apoyan de una u otra manera.
-         Los sonidos armónicos, en los que predominan los tonos agudos, predisponen al bebé para el aprendizaje.
-         La melodía de tonos más graves (también puede ser clásica) le relaja. Nuestras mismas voces son música para él: más aguda la de mamá, más grave la de papá.

6. El olor de mamá

Muchos bebés con dificultades para dormir se relajan cuando ponemos en su cunita una prenda nuestra. El olor de sus padres es lo primero que capta el bebé al nacer. El olfato está ligado a la supervivencia, y reconocer nuestro olor al nacer es vital. Si no lo hace, ¡el bebé está perdido! Aún no ve bien, pero sin embargo sí nos puede reconocer por el olor. Nuestro regazo es uno de los lugares más confortables para el pequeño, se siente muy seguro con nuestro olor.

7. Un paseo por la calle

Muchos niños, cuando están en casa, requieren más atención que en la calle, lloran más... Y nosotros no lo entendemos porque no apreciamos la diferencia, pero no es lo mismo el aire en movimiento que el aire estancado de una casa. Los sonidos tampoco son los mismos, ni la paleta de olores. El oído y olfato de nuestro bebé están muy desarrollados al nacer y, a menos que sea hipersensible, no hay mejor lugar que la calle para entretenerse con decenas de nuevos olores, y esos maravillosos sonidos, que tanto gustan al bebé. Estar fuera de casa alimenta la parte más aventurera del pequeño.

8. Chuparlo todo

La boca es "el tercer ojo" del bebé: en esta etapa le ayuda a conocer el mundo que le rodea, incluso más que sus propios ojos. Al chupar, el niño reconoce los objetos por su sabor, textura, densidad, peso... Información que la simple mirada no puede aportar.
Los dos primeros años de vida la boca se comporta como un gran escáner que le permite generar, dentro de su cerebro, la imagen que hay fuera.

9. El balanceo

-          Es un movimiento monótono y rítmico que conecta con la seguridad y el equilibrio, en todos los sentidos.
-          Por un lado, el balanceo trabaja sus conexiones neuronales más profundas.
-          Por otro, los ritmos predecibles y monótonos conectan con la estabilidad del niño. El bebé se va confiando, y cuanto más conocida es la situación o el ritmo más se relaja, más endorfinas libera, más se adapta al entorno.

10. La voz de mamá

La voz de mamá es otro de esos elementos que lo son todo para nuestro bebé: contiene música, tonos altos que estimulan el aprendizaje y, sobre todo, la intención y el deseo de comunicarnos con él. Así lo percibe y, en cuanto es capaz de emitir gorgoritos, nuestro pequeñín nos los dedica todos.
Cada vez que le hablamos, el bebé registra numerosas emociones que son las que, un poco más adelante, le mueven a desear aprender a hablar. Comunicarse con nosotros es su principal pasión.


fuente: serpadres.es

jueves, 15 de noviembre de 2012

Como crecen nuestros bebés mes a mes


Desarrollo mes a mes de tu bebé
(De 0 a 10 meses)

El desarrollo de cada niño es diferente. En unos es más rápido, incluso de manera precoz, y en otros más lento.
Cada niño evoluciona de manera distinta y esto está determinado también por su entorno, la dedicación de sus padres a su desarrollo psicomotor y las habilidades que adquiere con el paso del tiempo. Por esta razón, tu hijo puede ser precoz o un poco más lento en su crecimiento y desarrollo, pero esto no debe inquietarte.
Primer mes
Sus cinco sentidos están dispuestos a recibir estímulos y a procesar informaciones. Al estar boca abajo, consigue levantar la cabeza por unos instantes. Tu bebé te reconoce gracias a su olfato, se siente tranquilo cuando escucha tu voz, te busca con su mirada y podrá verte bien si te acercas unos 25 ó 30 centímetros de su rostro, pues su visión aún es corta.
¿Qué es capaz de hacer?
Su respiración es algo ruidosa e irregular. Duerme la mayor parte del día y de la noche. El llanto es su forma de llamar tu atención para expresarte si tiene hambre y si se siente o no a gusto. Distingue los cuatro sabores básicos: dulce, salado, ácido y amargo, a pesar de que su alimentación se debe limitar a la leche materna o a la fórmula de iniciación.
Dos meses
Si le hablas responde con extraños sonidos. Su puño empieza a abrirse gradualmente, le llaman la atención los colores, se chupa las manos y juega con su lengua. En este mes su adaptación al nuevo mundo se consolida.
• ¿Qué es capaz de hacer?
Si te mueves, te seguirá con la mirada y se comunicará con sus primeras sonrisas cuando tú o tu esposo le hablen. Sus movimientos corporales son todavía involuntarios y torpes.
Tres meses
Si te acercas demasiado, intenta jalar tu cabello y tocarte la cara. Su sistema auditivo es un poco más maduro. Cuando escucha un ruido, abre los ojos o frunce la frente. Su visión se ha perfeccionado y ve los colores.
• ¿Qué es capaz de hacer?
Descubre sus manos, las mira atentamente y juega con ellas. Mantiene su cabeza erguida si está boca abajo, se sostiene sobre sus brazos y levanta la cabeza. Además, sonríe con facilidad y emite sonidos cuando está solo en su cama.
Cuatro meses
Si le pones objetos en la mano, se los lleva a la boca. Reconoce a quienes están con él y según algunas investigaciones empieza a desarrollar su sociabilidad, razón por la que no quiere estar demasiado tiempo solo.
• ¿Qué es capaz de hacer?
En esta etapa tu bebé es capaz de sujetar lo que esté más cercano a él y coordina mejor la visión y la boca. Puede tomar un juguete y pasarlo de una mano a otra sin que se le caiga. Además, gira su cabeza al escuchar un sonido.
Cinco meses
Cada día está más atento y entiende mejor las cosas. Empieza a lamer, morder y chupar lo que está a su alcance y demostrará su deseo de tomar los objetos con firmeza estirando los brazos hacia ellos.
• ¿Qué es capaz de hacer?
Su juguete favorito es su propio cuerpo. Se agarra los pies, se lleva las manos a la boca y se las chupa. Ya no está siempre tumbado sobre su cama y si está boca abajo, se sostiene sobre sus manos y levanta erguida su cabeza. Si lo sientas en tu regazo mantiene firme su cabeza y con tu apoyo puede permanecer sentado.
Seis meses
Se mueve con libertad, juega con sus pies y sus manos tienen más fuerza cuando toma cualquier objeto o sonaja que coloques junto a él. Con la mirada sigue todos tus movimientos y actividades.
• ¿Qué es capaz de hacer?
A los seis meses te sorprenderás con su progreso en todos los sentidos. Tu pequeño tratará de responderte con sonidos a manera de gorjeo, y puede que balbucee cuando hables con él. Ya puede comer papillas y otros alimentos más consistentes. Puede darse la vuelta si está incómodo.
Siete meses
En este momento es fundamental para su desarrollo verbal y ya puede entender el significado de algunas palabras como el “no” o algunos gestos como reírse y aplaudir si hace algo correcto. Si pasa bastante tiempo contigo, su aprendizaje será exitoso.
• ¿Qué es capaz de hacer?
Se sienta y logra conservar durante más tiempo el equilibrio y muestra determinación cuando desea un juguete que está fuera de su alcance. Si observa un objeto que llama su atención intentará tomarlo con su mano y lo cubrirá con sus dedos. No querrá soltarlo por nada del mundo.
Ocho meses
En este momento desearías llenarlo de besos su mundo gira alrededor de los juguetes, los cuales deja caer en espera de que los recojas, se le haces caso, podrías pasar un largo rato así. Él hace esto porque le gusta ver caer los objetos y escuchar el ruido que producen al contacto con la superficie.
• ¿Qué es capaz de hacer?
En casa se queda sentado durante mucho tiempo sin cansarse. Si algo le interesa, se tira hacia delante para alcanzarlo, sin perder el equilibrio. En cuanto a su movimiento, está preparado para gatear aunque algunos sólo pueden arrastrarse por el suelo en este momento.

Nueve meses
Su desarrollo causa maravilla y casi te deja perpleja. Tu bebé se interesa cada vez más por los demás. Siente predilección por los objetos muy pequeños los cuales toma con mucha precisión entre sus dedos índice y pulgar.
• ¿Qué es capaz de hacer?
Reconoce su nombre y el de sus familiares. Dice palabras de dos sílabas como tata y mamá. Si lo abrigas para salir, manifiesta su alegría por esta noticia. Puede sostener un juguete en cada mano y jugar con los dos a la vez.
Diez meses
Empieza a aprender a comunicarse y a manifestarte si necesita algo. Con su dedo señala algo que quiere, como el chupón, su biberón o su oso de peluche. Por lo general, en este mes ya gatea y se hace cada vez más ágil.
• ¿Qué es capaz de hacer?
En esta etapa entiende con claridad si sus padres desaprueban su comportamiento. Es capaz de ponerse de pie y para lograrlo se apoya en un mueble o una mesa. Si está en su cuna, también lo hace. Gracias a su mayor movilidad también tratará de descubrir los objetos y artículos de la casa que por su color o forma le resulten atractivos.

Fuente: /www.nosotros2.com


martes, 30 de octubre de 2012

El temperamento de los bebés y como influyen los padres en él






El temperamento es el modo que tiene cada persona de aproximarse y reaccionar antes las situaciones y las personas. El temperamento básico es innato, y es frecuente que las respuestas emocionales de los bebés persistan durante años. Sin embargo, el temperamento también puede verse afectado por el ambiente. Los hijos de madres deprimidas se vuelven tristes, ignoran a la gente o muestran poco interés por explorar. Los bebés cuyas madres los rechazan, maltratan o descuidan, suelen tener perturbaciones emocionales. Hechos poco usuales o el comportamiento de los padres pueden cambiar el temperamento de un niño.

Según su temperamento, los niños se han clasificado en tres patrones:

Niños fáciles: Constituyen el 40% de los bebés. Se trata de niños que por lo general están felices, mantienen un ritmo regular en su funcionamiento biológico (por ejemplo, en el ritmo de sueño) y aceptan nuevas experiencias de forma natural. Sonríen ante los extraños, se adaptan con facilidad a las nuevas situaciones, y aceptan las frustraciones con poco fastidio.

Niños difíciles: Son el 10 %. Se trata de niños irritables y difíciles de complacer, irregulares en sus ritmos biológicos. Sus emociones son intensas. Aceptan nuevos alimentos con lentitud y se adaptan con lentitud a nuevas situaciones. Son desconfiados ante los extraños. Reaccionan ante la frustración con pataletas

Niños difíciles de entusiasmar: Constituyen el 15%. Son niños que reaccionan en un punto medio y se adaptan con lentitud. Sus reacciones emocionales, tanto positivas, como negativas, son moderadas. Su respuesta ante nuevas situaciones es moderadamente negativa y se adaptan poco a poco.

 El resto, un 35% de los niños, no se ajustan a ninguno de estos patrones sino que muestran características de uno u otro. Por ejemplo, un niño puede ser regular en sus ritmos biológicos, pero mostrar temor antes personas y situaciones nuevas. Otro puede reaccionar con pataletas antes las frustraciones, pero adaptarse con rapidez a las nuevas situaciones o personas


La influencia de los padres y madres en el temperamento de sus hijos



Los niños responden a la manera como los tratan sus padres. Las madres que se sienten infelices por estar desempleadas o por estar todo el tiempo en casa o por cualquier otro motivo tienen más probabilidades de mostrarse intolerantes y de desaprobar o rechazar el comportamiento de sus hijos; y a su vez, los niños rechazados tienen más posibilidades de convertirse en niños difíciles.

Los padres también pueden influir en sus hijos para bien. En un estudio se vio cómo los bebés que a los tres meses habían llorado mucho y se habían relacionado con sus madres de forma negativa, sonreían y estaban bien ajustados a los nueve meses. Este cambio fue debido a que ambos padres eran psicológicamente equilibrados, tenían un buen matrimonio, un alto nivel de autoestima y relaciones armoniosas con sus bebés (Belsky, Fish e Isabella, 1991).

Cerca de un tercio de los niños puede presentar problemas de comportamiento en algún momento. La mayoría son leves y se manifiestan entre los 3 y los 5 años, habiéndose superado en la adolescencia.  
Los tres tipos de temperamento pueden presentar problemas, e incluso los niños fáciles pueden tener problemas emocionales en situaciones de mucho estrés. Los problemas suelen aparecer cuando el ambiente actúa en dirección contraria al temperamento básico del niño. Por ejemplo, cuando se espera que un niño muy activo permanezca sentado mucho tiempo, o cuando a un niño difícil de entusiasmar se le presiona para que se ajuste a muchas situaciones y personas nuevas.

Por este motivo, es importante que los padres conozcan el temperamento de sus hijos y se adapten a él. Si los padres aceptan el temperamento básico de sus hijos en vez de intentar hacerlos cambiar para que sean como ellos desean, tendrán una relación más sana con sus hijos y los ayudarán a desarrollarse de un modo más equilibrado y con menos problemas.

Por ejemplo, los padres de un bebe que funciona en ritmos determinados, pueden utilizar un horario para la alimentación permitiendo que el bebé establezca su propio ritmo. Los padres de un bebé irregular, pueden permitirle tener un horario más flexible. Si tienen un bebé difícil de entusiasmar pueden darle tiempo para adaptarse a nuevas situaciones poco a poco y pedirle a los profesores que hagan lo mismo.

Un niño activo necesitará límites claros, firmes y estables. Un niño que no se adapta a los cambios con facilidad, puede necesitar ser preparado con antelación para dicho cambio. Y un niño dócil y fácil de de manejar puede necesitar ser estimulado.

Cuando los padres reconocen y aceptan que su hijo actúa de un modo determinado no por perezoso o torpe sino debido a su temperamento innato, tendrán menos probabilidades de sentirse ansiosos, frustrados o culpables o de mostrarse enfadados o impacientes y podrán centrarse en ayudar a sacar el mejor partido del temperamento de su hijo, comportándose de acuerdo con dicho temperamento.

Fuente: cepvi.com



viernes, 19 de octubre de 2012

La alimentación del bebé a partir de los 4-6 meses

  1. Empieza a ofrecerle otros alimentos a partir de los seis meses, más o menos. La OMS recomienda alimentar a los bebés exclusivamente con leche materna hasta esa edad.
  2. Conviene ofrecerle los nuevos alimentos de uno en uno, con varios días de separación y en pequeña cantidad. Así, en caso de que sufra una reacción alérgica, será más fácil saber qué se la ha causado. Además, facilitamos al niño que se acostumbre a los sabores nuevos.
  3. Hay que ofrecer los nuevos alimentos después del pecho. La leche materna es el alimento más nutritivo para el bebé, el principal objetivo de la alimentación complementaria es que se vaya acostumbrando a la comida de los adultos.
  4. No se debe forzar nunca al niño a comer.
  5. No le des huevos, pescado y leche de vaca y derivados hasta el año, sobre todo si el niño tiene antecedentes de alergia.
  6. El orden de introducción de los alimentos, la forma de preparación, la cantidad y la hora del día es indiferente.
  7. Por lógica, dale la comida en la forma que a ti te sea más cómoda.
  8. Ofrécele lo mismo que tú comes, porque el objetivo es que se acostumbre a la comida normal.
  9. Muchos niños no aceptan sólidos a los seis meses, toman exclusivamente pecho hasta los ocho o los diez meses o más. Muchos niños prefieren no comer nada cuando su madre está trabajando, y cuando ella vuelve toman pecho a demanda.
 Fuente: serpadres.es

jueves, 11 de octubre de 2012

6 MESES


Como pasa el tiempo...siento mucho no teneros mas actualizad@s.
Cuando dicen que un niño en casa te cambia la vida es totalmente cierto...
Estando embarazada lo escuchaba y pensaba que exageraban, pero os aseguro que no. En mi caso, al menos, ocupa la mayor parte de mi tiempo y cambian tus prioridades. Vaya si cambian...si antes iba a un centro comercial, no volvía sin haber mirado cosas para mí (ropa, maquillaje etc), ahora todo lo que miro es directamente para él. Y lo hago encantada...
Antes me pegaba largas duchas o baños, me recreaba arreglándome para salir...ahora me ducho deprisa y corriendo, sin tiempo de cremitas y regodeo para poder atenderle, y disfrutar de los primeros juegos o dedicar mas tiempo a su baño. Con esto os quiero decir, que si todavía no tenéis niños o esperáis un bebé aprovechar al máximo esa etapa también, y disfrutar de la pareja y de vosotras mismas.
Y ahora toca hablar del peque y mi experiencia en estos dos meses:
Continúo con la lactancia materna a pesar de haber empezado a trabajar. ¡El sacaleches es todo un invento! Además de mi leche, hemos empezado a introducir la fruta y los cereales (primero sin gluten y ahora ya con gluten). La cuchara al principio le costó algo, pero ahora lo lleva mejor. Con la papilla de frutas ponía unas caras de asco...pero ahora le añado galleta y parece que le gusta más. Lo próximo que probaremos serán los purés. Primero la verdura y luego la carne. Actualmente los pediatras te dejan bastante libertad y no son tan estrictos en cuanto al orden de introducirlos. En mi caso, me han recomendado que elija yo en función de como vea al niño, que probar primero. Eso sí, de un alimento en uno para saber si tiene alergia a algo, y poder saber cuál es. Si das todo a la vez, no sabes cuál ha producido la alergia o intolerancia.
Con respecto a su desarrollo, va avanzando muy deprisa y sin apenas darme cuenta. Aguanta mas tiempo boca abajo con su cuello estirado. Voltea de boca abajo a boca arriba, pero al revés todavía le cuesta sin ayuda. Agarra los juguetes con sus manitas y las mira, para rápidamente llevarlas a su boca.
Sonríe mucho, y duerme estupendamente. Siesta por la mañana, a media mañana, por la tarde y luego ya duerme del tirón casi 7 horas. Hace muchos ruiditos y parece hasta que te entiende, o que quiere decirte algo en su lenguaje. Me encanta escucharle...
Y los dientes todavía no han aparecido. Le deben molestar las encías porque se lleva su mano rabioso a la boca con mucha fuerza y si pilla la tuya, lo único que quiere es morderla. Tiene babitas y está irritable sobretodo por la tarde, así que yo creo que le falta poco para que aparezcan, ya os contaré.
Ha empezado la guardería y por ahora se adapta bien, estamos muy contentos.
¡¡Hasta pronto!!

domingo, 26 de agosto de 2012

Viajar con un bebé de 4 meses

En esta ocasión os voy a contar mi experiencia durante el verano, al viajar con mi hijo de 4 meses por primera vez.
Todo eran dudas porque no sabíamos como iba a adaptarse a otro clima, otras rutinas etc, así que nos fuimos inicialmente unos días fuera, y viendo que todo fue bien, decidimos seguir viajando aprovechando mi permiso de maternidad.
Quiero contaros (siempre bajo mi punto de vista y propia experiencia), que no puede faltar en vuestra maleta para que vuestro bebé se sienta cómodo, y disfrute de las vacaciones:
  1. CUNA DE VIAJE: A nosotros nos ha venido genial. Pensábamos que le costaría más el cambio del moisés a un sitio mas grande, pero ha sido todo lo contrario, estaba encantado con tener mayor amplitud para moverse y estirarse. Fácil de plegar y situar en cualquier sitio. Ocupa muy poco en el maletero del coche. Una gran inversión. La nuestra tiene cambiador incluido y ha resultado la mar de útil.
  2. HAMACA: Cierto es que es un poco trasto para el transporte, pero viene genial para mantener al peque entretenido cuando no quieres tenerlo mucho tiempo en brazos, y no se duerme. Además puedes llevarla a cualquier lado, piscina, playa, terraza...mi consejo es que os compréis alguna que ocupe poco y pueda plegarse lo máximo posible.
  3. BAÑERA HINCHABLE: Os recomiendo la de JANE. Económica y práctica. Puedes usarla desde  recién nacido hasta los 18 meses. Al nuestro con 4 meses le ha venido genial para bañarse siempre en el mismo sitio, estuviéramos donde estuviéramos.
  4. TIENDA PROTECTORA SOLAR: Cualquiera es válida, las venden en muchos sitios (tiendas infantiles, IKEA, DECATLON...). Mantienes fresquito al bebé porque siempre está en la sombra, y se encuentra entretenido o dormido mientras aprovechas para pegarte un baño o tomar el sol. Nosotros le colocábamos debajo de la sombrilla, metido en su tiendecita y dormía con la brisa del mar en la sombra.

Aunque recomiendan no ofrecerle biberón con agua si le estas dando el pecho, mi pediatra me dijo que dadas las altas temperaturas que hemos sufrido este verano podía darle un poco en biberón, jeringa o una cucharita, y así lo he hecho. Sin coincidir justo antes de la toma o recién comido, si hacía mucho calor o si lloraba sin motivo aparente bebía al menos 10 ml, y le sentaba muy bien.

Durante este último mes, ha aprendido muchas cosas nuevas: agarra cosas con las dos manos, y por supuesto se las lleva a la boca, se ríe mucho cuando jugamos con él, balbucea y emite muchos ruiditos, grita cuando está contento o quiere conseguir algo, y boca abajo mantiene erguido el cuello.
El siguiente capítulo en su vida será empezar la guardería y que vayan apareciendo los primeros dientes. Ya os contaré como ha ido todo. 4 meses intensos, llenos de alegría y algún que otro agobio pero que...¡NO LO CAMBIARÍA POR NADA DEL MUNDO!. Que deprisa pasa el tiempo...
¡Hasta pronto! Y gracias una vez más por seguir mi blog.



Large Grey Polka Dot Pointer