Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 29 de febrero de 2012

COMO AYUDAR A COLOCARSE AL BEBÉ SI ESTÁ DE NALGAS


Navegando por la red, he encontrado esta serie de técnicas que pueden ayudar a que nuestro bebé se coloque en posición cefálica (cabeza hacia abajo) y cambie su posición podálica (de nalgas). Espero que os sirvan de ayuda. Hay mucha variedad, y cada una que elija la opción que mas le convenga...

TEN PRESENTE ESTOS CONSEJOS:
•Ponte a cuatro patas con las manos y las rodillas un poco separadas entre si, manteniendo la espalda recta.
•Curva la espalda, redondeándola como hacen los gatos. Mete la tripa y la cabeza como si te hicieras un ovillo.
•Quédate entre 5 y 10 segundos en esta postura y vuelve a la postura de partida.


MUXIBUSTIÓN, TERAPIA CHINA:
Es una técnica de la medicina tradicional china que consiste en aplicar una especie de puros de artemisa con la punta caliente en un punto determinado. Para que el bebé se dé la vuelta se aplica “en el punto 67 del meridiano de Vejiga”, comenta Arturo López Sans, acupuntor. Ese punto se corresponde con el dedo menique del pie. “Se hace entre las semanas 33a y 35a de embarazo, durante una semana, 15-20 minutos al día.

Es importante aguantar al máximo el calor, pero sin llegar a producir quemaduras“, añade. Su tasa de éxito es tan alta que se trata de uno de los pocos métodos de la medicina oriental que han tenido el reconocimiento de publicaciones médicas occidentales. La revista Jama publico una investigación realizada por Francesco Cardini, físico de Verona (Italia), y el doctor Juang Weinx, del Hospital de Mujeres de Jiangxi, en Nanchang (China), para evaluar la eficacia de la combustión. Para ello se formaron grupos con 260 mujeres primerizas que estaban en la 33a semana y con el feto de nalgas. A cada una se le asigno un tratamiento para que el feto variase de posición. La mitad recibió el tratamiento tradicional chino, y las restantes, otras terapias.

La muxibustion se aplico durante una semana, con sesiones de 15 minutos diarios. El resultado demostró que un 74 por ciento de los fetos del grupo tratado con esta terapia cambio su posición a la de cabeza, frente al 48 por ciento de las madres que recibieron otros tratamientos.

TÉCNICA DENOMINADA: VERSIÓN EXTERNA


Consiste en mover al bebe a través de la pared abdominal para darle la vuelta. Es una de las prácticas obstétricas más antiguas, ya que se realiza desde tiempos de Hipócrates (en el siglo V antes de Cristo). Durante algún tiempo dejo de practicarse por el riesgo que conllevaba, pero hoy se realiza con unos medios técnicos (como la ecografía o el monitor fetal) de los que se carecía antes, que minimiza mucho el riesgo. “La versión externa del feto se realiza entre las semanas 37a y 38a porque tiene que ser cerca del parto para que al bebe no le dé tiempo a darse de nuevo la vuelta”, explica el doctor Antonio de la Torre, responsable de la unidad de parto del Hospital Reina Sofía, de Córdoba, uno de los centros donde se realiza esta práctica.

Pero no se hace en todos los casos, sino solo en los QUE REÚNE CIERTOS REQUISITOS:

•Cuando la placenta se encuentra bien ubicada, es decir, en un lateral, alejado del cuello uterino.
•Cuando la mujer no ha tenido cesáreas previas u otras circunstancias que puedan provocar una rotura uterina. “Escojo muy bien a la paciente para que no haya complicaciones”, dice el doctor De la Torre. Además esta técnica, como ya comentábamos, se realiza con todos los medios para que sea segura. “Se cita a la mujer en el hospital y se realiza en un quirófano, para estar preparados, por si surge una complicación. Se aplica un relajante uterino y se realiza con la ayuda de un ecógrafo”, nos dice el doctor. Además, se usa un monitor que controla los latidos del corazón del feto y su bienestar.

TÉCNICA: MÉTODO LENOARMI
En el método Lenoarmi hay unos programas específicos para la maternidad; uno de ellos se compone de una serie de movimientos que la mamá debe realizar dentro del agua, “donde se encuentra en estado de ingravidez similar al de su bebe y en simbiosis con él. Con ellos, al bebe se le brinda la oportunidad de girarse si es que no hay ningún impedimento fisiológico para ello”, afirma Montse Rigola, responsable del departamento maternal de Lenoarmi.

“La madre hace en el agua una serie de giros de modo fluido y coordinado, y con ellos se le invita al bebe a que haga el giro. Se recomiendan dos o tres sesiones. Nuestra experiencia ha demostrado muy buenos resultados”. Esta técnica resulta además muy agradable para la madre, dado que para ella el agua es un medio que le resulta muy cómodo puesto que no se encuentra pesada. “Estos ejercicios benefician tanto a la madre como al bebé Se pueden hacer a partir de que el ginecólogo constata que el bebe esta de nalgas”, concluye Montse Rigola.

TÉCNICA DE RELAJACIÓN:
Ya te hemos comentado que el estrés puede ser una de las causas por las cuales tu hijo se resista a ponerse boca abajo para nacer, ya que agarrota los músculos, incluido el útero. Si se encuentra tenso es probable que no deje al bebé moverse con libertad. Para evitar o, mejor prevenir este problema, lo mejor es que te relajes y, sobre todo, que te comuniques con tu pequeño. No es necesario que mantengas conversaciones a viva voz con él.

Tu bebé se encuentra dentro de ti y vuestra comunicación va a mucho mas allá de las meras palabras. Mantén una actitud y pensamientos positivos; así segregaras hormonas y sustancias bioquímicas que le llegan al feto y le benefician en su desarrollo. Debes pensar que todo va a ir bien y “animar” a tu pequeño a que se de la vuelta.

Dile lo bueno que sería para él y para ti que se girase, lo mucho que le quieres y las ganas que tienes de ver su carita. Acude a un centro donde te enseñen técnicas de relajación y ponlas en práctica. “Permite que el bebé se desencaje de la pelvis”

PRÁCTICA YOGA:
Los especialistas en yoga creen que el niño se encuentra en mala posición a la hora de nacer por la tensión que la madre tiene en la parte inferior de su cuerpo. Para aflojarla puedes practicar estas posturas:

•En cuclillas: resulta muy adecuada a lo largo de todo el embarazo porque crea espacio para que el bebé pueda moverse con libertad, además de permitir abrir la zona de la pelvis, incrementando la circulación sanguínea en el perineo. Ponte de pie con los pies separados unos 30 cm, dobla las rodillas y, una vez que las manos han tocado el suelo, acaba de descender lentamente.
•Tumbada en el suelo con las rodillas dobladas y los hombros pegados en el suelo, levanta las caderas, de forma que la columna quede a unos 45° del suelo. Se debe mantener esta postura durante unos 15 minutos y conviene practicarlo varias veces al día. Con esta postura se persigue que el peso de la barriga provoque un ascenso del diafragma y quede así más espacio para que el bebé pueda girar.
•Al mismo tiempo que realizas estas posturas, practica la visualización. Es decir, imagina o, mejor, “observa” como tu bebe se va dando la vuelta. Este ejercicio hoy es mucho más fácil gracias a las ecografías, sobre todo las de tres o cuatro dimensiones, ya que en ellas ves realmente c6mo es tu bebé y no tienes que echar mano de la imaginación

Fuente: articulosinformativos.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer