Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 26 de agosto de 2012

Viajar con un bebé de 4 meses

En esta ocasión os voy a contar mi experiencia durante el verano, al viajar con mi hijo de 4 meses por primera vez.
Todo eran dudas porque no sabíamos como iba a adaptarse a otro clima, otras rutinas etc, así que nos fuimos inicialmente unos días fuera, y viendo que todo fue bien, decidimos seguir viajando aprovechando mi permiso de maternidad.
Quiero contaros (siempre bajo mi punto de vista y propia experiencia), que no puede faltar en vuestra maleta para que vuestro bebé se sienta cómodo, y disfrute de las vacaciones:
  1. CUNA DE VIAJE: A nosotros nos ha venido genial. Pensábamos que le costaría más el cambio del moisés a un sitio mas grande, pero ha sido todo lo contrario, estaba encantado con tener mayor amplitud para moverse y estirarse. Fácil de plegar y situar en cualquier sitio. Ocupa muy poco en el maletero del coche. Una gran inversión. La nuestra tiene cambiador incluido y ha resultado la mar de útil.
  2. HAMACA: Cierto es que es un poco trasto para el transporte, pero viene genial para mantener al peque entretenido cuando no quieres tenerlo mucho tiempo en brazos, y no se duerme. Además puedes llevarla a cualquier lado, piscina, playa, terraza...mi consejo es que os compréis alguna que ocupe poco y pueda plegarse lo máximo posible.
  3. BAÑERA HINCHABLE: Os recomiendo la de JANE. Económica y práctica. Puedes usarla desde  recién nacido hasta los 18 meses. Al nuestro con 4 meses le ha venido genial para bañarse siempre en el mismo sitio, estuviéramos donde estuviéramos.
  4. TIENDA PROTECTORA SOLAR: Cualquiera es válida, las venden en muchos sitios (tiendas infantiles, IKEA, DECATLON...). Mantienes fresquito al bebé porque siempre está en la sombra, y se encuentra entretenido o dormido mientras aprovechas para pegarte un baño o tomar el sol. Nosotros le colocábamos debajo de la sombrilla, metido en su tiendecita y dormía con la brisa del mar en la sombra.

Aunque recomiendan no ofrecerle biberón con agua si le estas dando el pecho, mi pediatra me dijo que dadas las altas temperaturas que hemos sufrido este verano podía darle un poco en biberón, jeringa o una cucharita, y así lo he hecho. Sin coincidir justo antes de la toma o recién comido, si hacía mucho calor o si lloraba sin motivo aparente bebía al menos 10 ml, y le sentaba muy bien.

Durante este último mes, ha aprendido muchas cosas nuevas: agarra cosas con las dos manos, y por supuesto se las lleva a la boca, se ríe mucho cuando jugamos con él, balbucea y emite muchos ruiditos, grita cuando está contento o quiere conseguir algo, y boca abajo mantiene erguido el cuello.
El siguiente capítulo en su vida será empezar la guardería y que vayan apareciendo los primeros dientes. Ya os contaré como ha ido todo. 4 meses intensos, llenos de alegría y algún que otro agobio pero que...¡NO LO CAMBIARÍA POR NADA DEL MUNDO!. Que deprisa pasa el tiempo...
¡Hasta pronto! Y gracias una vez más por seguir mi blog.



Large Grey Polka Dot Pointer