Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 25 de marzo de 2013

Consejos para evitar Toxoplasmosis en el embarazo y sus consecuencias


La toxoplasmosis es una infección parasitaria generalizada muy común, causada por un parásito llamado Toxoplasma gondii. Representa peligro sólo cuando se adquiere durante el embarazo porque puede poner en peligro la salud de tu bebé.
Cuando una mujer embarazada contrae toxoplasmosis por primera vez, existe un 40 por ciento de probabilidades de que transmita la infección a su feto. Sin embargo, el riesgo y la gravedad de la infección del bebé dependen en parte del momento en que la madre contrae la infección. Los estudios sugieren que cuando una madre contrae la infección durante el primer trimestre del embarazo, el 15 por ciento de los fetos también se infecta, en comparación con el 30 por ciento durante el segundo trimestre y el 65 por ciento durante el tercero. Sin embargo, cuanto más cerca del comienzo del embarazo ocurre la infección, más grave es la infección del feto.

CONSEJOS ÚTILES

No comer carnes crudas o poco cocidas, especialmente de cordero o cerdo. La carne debe cocinarse hasta alcanzar una temperatura interna de 160° F.
Al manipular carne cruda, lávate las manos inmediatamente con jabón. Nunca te toques los ojos, la nariz o la boca con las manos potencialmente contaminadas.
Lava muy exhaustivamente todas las frutas y verduras antes de comerlas.
Utiliza guantes al trabajar en el jardín, puesto que es posible que algún gato haya depositado el parásito en el suelo. Mantén las manos lejos de la boca y los ojos, y lávalas cuidadosamente al terminar las tareas. No dejes los guantes cerca de productos alimenticios.
No alimentes a tu gato con carnes crudas o poco cocidas.
Mantén al gato dentro de la casa para impedir que cace pájaros o roedores.
Evite los areneros (en inglés, "sandboxes") de los niños. Los gatos pueden utilizarlos como literas.

CONSECUENCIAS

Si bien hasta el 90 por ciento de los bebés infectados parecen normales en el momento de nacer, entre el 80 y el 90 por ciento desarrollan infecciones oculares peligrosas para la vista muchos meses o años más tarde. Algunos desarrollan pérdidas de la audición, hidrocefalia (agua que rodea el cerebro), retraso mental, problemas de aprendizaje o ataques de apoplejía. La toxoplasmosis contraída durante el embarazo también puede provocar un aborto espontáneo o el nacimiento de un feto muerto.
Alrededor de uno de cada 10 niños nacen con una infección de toxoplasmosis evidente. A menudo estos neonatos tienen graves infecciones en los ojos, un hígado y un bazo más grandes que lo normal, ictericia (piel de color amarillenta) y otros problemas. Algunos mueren a los pocos días de nacer. Los que sobreviven a veces padecen retraso mental, graves trastornos de la vista, parálisis cerebral, ataques de apoplejía y otros problemas.
¡Así que ya sabéis, a cuidaros mucho y tener en cuenta todos estos consejos!
Maternidadypsicología
 

2 comentarios:

  1. Gracias por esta entrada informativa.
    No sabes lo mal que llevé no poder comer chorizo en mi segundo embarazo.
    Lo llevé tan mal que le dije a mi marido: cuando de a luz, al subir a planta, me tienes allí de regalo un chorizo.
    Sabes qué; no lo hizo.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario mil delicias y compartir experiencia...¿Sabes qué?, yo utilicé un truquillo en mi embarazo. Congelaba jamón serrano, chorizo etc durante 1 semana, y después de descongelarlo...¡¡me sabía a gloría!!. No era igual, pero mejor que nada ;( .....Saludos.
    PD: Me lo recomendó mi ginecóloga.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer