Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Así fue mi parto...


Llevaba tiempo queriendo contar con detalle como fue mi parto...
Recuerdo cuando estaba embarazada que navegaba por la red buscando experiencias que me orientaran para saber que podía encontrarme cuando llegara el mágico momento. Ahora se que por mucho que leas, te cuenten o veas, tu parto es único, y ninguno puede igualarse. Dicho esto, si creo que puede ayudar conocer más vivencias para ir lo menos a ciegas posible. No todo es como cuentan en las películas...  ;)
En su momento, publiqué una entrada recién llegado al mundo mi peque, pero no tuve tiempo (ni ganas...) de explicar con detalle todo lo que ocurrió. Así que, aquí os explico mejor como fue todo y lo más importante... como lo viví.



Me quedaba todavía una semana para salir de cuentas, era sábado por la noche y habíamos vuelto de un cumpleaños familiar. Al llegar a casa justo antes de acostarme empecé a notar un dolor como cuando te va a bajar la regla. Fuí al baño y cuando me limpié había restos de sangre oscura. Seguidamente a eso, empecé a notar una especie de "dolores menstruales" cada vez más intensos... y así empezaron mis contracciones. Me acosté, y mi marido empezó a controlar cada cuanto pasaban. Recuerdo que hasta lo íbamos anotando en un papel. Yo sorprendentemente estaba tranquila, sabía que había llegado el momento y no quería ir al hospital demasiado pronto. Los dolores empezaron a ser mas fuertes, intenté dormirme y cada contracción me despertaba, al principio cada 30 min, luego cada 15 min y así hasta
ser cada 10 minutos. Mientras tanto, el dolor iba y venia. Cuando sufres la contracción solo piensas en que termine para que el cuerpo te de tregua y el dolor pase aunque sea tan solo por unos minutos. Salté en la pelota de pilates, pues me dijeron que ayudaba a pasar mejor el dolor y dilatar mas rápido. Me fuí a la ducha porque pensamos que ya era hora de ir al hospital. Mientras me caía el agua, volvía otra contracción, el agua caliente me alivió bastante... Cogimos un taxi, y nos fuimos al hospital.  La admisión fue rápida, y la atención buena. La gente se queja de la Seguridad social, pero yo no tuve ningún problema. 
Entré en la sala de espera, con dolores (muchos...), y pasé a urgencias donde vieron que solo había dilatado 1 cm. ¿Solución? Me mandaron para casa. Estaba cerquita, pero recuerdo el trayecto hasta el taxi, yo con contracciones y parando cada tres pasos... Las 04: 00 de la madrugada, de noche y según llegamos a casa las contracciones se fueron acortando. Los dolores cada vez mas fuertes. Vuelta al hospital... Nueva exploración y monitores. Ya había dilatado 3 cm y las contracciones eran cortas. Me ingresaron. Antes de entrar a la sala de dilatación, estuve fuera con mi marido, y posteriormente con mis padres y hermana ( que nada mas decirles que estábamos en el hospital les faltó tiempo para ir). Me ayudaron muchísimo, porque yo no veía mas allá del dolor y solo quería agarrarme a algo y que pasara la contracción. Os aseguro que las clases preparto funcionan, en mi caso al menos, controlar la respiración me ayudo mucho, pero no siempre podía. Una vez que me asignaron cama, me preguntaron si quería ponerme un enema. Cierto que es desagradable si, pero tenía claro que si empujaba en el paritorio, no quería montar el númerito con "escapes" así que perdonar tanto detalle, pero fue lo mejor porque me quedé limpia y tranquila. Me pusieron el cinturón para monitorizar las contracciones y las constantes del niño. Y algo no iba bien, su saturación de O2 y la frecuencia cardíaca, en cada contracción bajaba. No rompía aguas, así que me pincharon la bolsa y me dijeron que todo estaba bien, el agua clarita...
Después de eso me colocaron un cateter interno para monitorizar mejor las contracciones y su estado. Tardaron bastante porque no conseguían engancharlo a su cabeza, me dijeron que tenía poco pelito. Una vez colocado, vieron que podía estar sufriendo y me llevaron a  quirófano. En este punto, yo ya había dilatado 7-8 cm, tenía puesta la epidural y todo me temblaba. Entró conmigo mi marido a paritorio, nos explicaron que me iban a hacer una prueba para ver si el niño estaba bien oxigenado, si todo OK, empezaría el parto vaginal, si salia mal me harían cesarea. En tan solo unos minutos, llegaron los resultados y todo se llenó de gente. Mi marido (recuerdo su cara de angustia, pobrecito mio...) tuvo que irse asustado porque nos dijeron que había que hacer cesarea de urgencia. Venía con vuelta de cordón y estaba sufriendo. Y a partir de ahí...todo fue rápido. Estaba rodeada de gente profesional, lo sabía. Me tranquilizaron, me dieron cariño, me ayudaron tanto... y nació mi vida, mi hijo, lo mas grande que me ha pasado. Le escuché llorar, y tuvieron el detalle de dármelo para poderlo besar. No podía dejar de hacerlo, y lloraba...lloraba... y le miraba... y me miraba... Me emociono solo de recordarlo. Después de este momento, el más emocionante de mi vida, se lo llevaron para explorarlo y me pusieron mas anestesia. Esperaron a que yo lo viera para hacerlo. Luego vino su padre, y se conocieron. Y después conoció a sus abuelos, su tita y a un montón de gente que vino a visitarle. Yo me encontraba mal, muy dolorida y cansada, pero FELIZ. MAS FELIZ QUE NUNCA. Nació bien, y me lo dejaron tener en reanimación. Estaba en un box sola y tuvieron ese detalle entre otros... Después subimos a la habitación, y encuentro emocionante con toda la familia. Jamás lo olvidaré. 
Y lo que vino después ya muchas lo sabéis...una nueva vida juntos, que os he contado y seguiré contando...


3 comentarios:

  1. Me ha encantado leerlo y recordar esos maravillosos momentos. Es una pasada cuando ves por primera vez a tu hij@, no hay palabras para tal emoción.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto Regina, creo que es uno de esos momentos de la vida que nunca nunca se puede borrar de tu mente. Y recordarlo te llena de sentimientos positivos... Gracias por pasarte! Besos!

      Eliminar
  2. A mi también me hicieron cesarea de urgencias y recuerdo que cuando la sacaron, el ginecologo la sujetaba de sus piernecitas y ella estaba bocabajo, pues a pesar de su postura, nuestras miradas se cruzaron y fue maravillo, bss!

    ResponderEliminar

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer