Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Un retraso que me ha hecho ver las cosas de otra forma

Y así ha sido...
Este último mes, estaba convencida de que estaba embarazada. Creo que las ganas de que Mayo fuera el mes de la llegada de mi bebé se instauraron en mi cabeza y a partir de ahí...autoconvencimiento, sugestión y ansiedad...mucha ansiedad... 
La regla tenía que llegar, no llegaba y mi ansía y alegría por ver por fin la rayita y el positivo se transformaron en angustia y tristeza. El test fue negativo y mi cabeza se negaba a creerlo, tanto que la regla tardó en bajarme 5 días. En ese transcurso, ha habido mucho sufrimiento. Por un lado, el confirmar un mes mas que la buena noticia no llegaba, y por otro, por pensar que algo malo podía estar pasando en mi cuerpo. Así que miles de pensamientos negativos inundaban mi mente día tras día.
Finalmente la regla bajó. Bajó cuando tenía que bajar, un retraso por nervios lo sufre cualquiera, las hormonas juegan muy malas pasadas. Pero a consecuencia de eso,
empecé a somatizar síntomas que han derivado en un estudio neurológico, gracias a Dios descartando lo más grave. La ansiedad, me llevó a tensionar todo mi cuerpo, el miedo a cualquier tipo de enfermedad, me hizo sentir realmente enferma y desorientada. Tras un periplo de 3 días en urgencias y hospital todo ha quedado en una mala experiencia, que viendo el lado positivo, me ha servido para dar un cambio a mi vida.
El volver a quedarme embarazada dejará de convertirse en mi prioridad. El pensar que pueda enfermar y dejar a mi hijo solo tiene que abandonarme. QUIERO EMPEZAR UNA NUEVA ETAPA. Consciente de que todo lo que uno se propone, puede conseguirlo, pero sin marcar metas imposibles y poco realistas. Llegará seguro, todo llega. Y si no llega, es porque eso es lo que tiene que llegar. Que no repita la experiencia de ser madre, no es el fin del mundo, porque soy una afortunada. SOY MADRE. Y cuantas mujeres hay que lo están pasando peor, cuanto están sufriendo y cuanto les queda por sufrir. Y siguen adelante. Y su sueño todavía no ha llegado. Y el mio si... Así que, ya está bien! Quiero volver a ser la persona optimista y viva que soy. Mirar hacia el futuro pero disfrutando cada día de lo que tengo. Que es mucho... Un marido e hijo maravilloso, unos padres y hermana que me adoran, y un futuro sobrino que nos va a colmar de felicidad. El blog me acompañará en este camino, pero tampoco quiero que se convierta en obligación y me genere mas presión. Si publico porque puedo y quiero lo haré, si no puedo, ya escribiré cuando sea el mejor momento. Quien quiera acompañarme en el viaje estará siempre conmigo, y quien no, es porque no le intereso. Empieza el Otoño, y como os decía en Twitter, seguro que llega cargado de cosas bonitas.  Gracias por leerme y gracias por continuar acompañándome en este nuevo camino.

¡Un beso enorme y hasta pronto!

7 comentarios:

  1. Lo importante es que tú estés mejor y puedas estar con tu familia que ahora los necesitas y te necesitan ell@s a tí también.
    El blog es secundario y ponerse metas no tiene sentido en este momento.
    Muchos besos y cuídate mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Regina, en eso estoy.... Un beso enorme!

      Eliminar
  2. Cómo estás??? ay hubo un tiempo en que yo estuve igual, hasta que pensé que estaba sufriendo y me estaba quitando la vida algo que no tenía y estaba descuidando lo que si tenía delante de mis ojos...no lo permitas!!! Cielo respira y sisfruta de tu familia, nosotros seguimos por aquí para cuando tu lo necesites.

    Besosssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mejor...pero he pasado unos días muy malos. Gracias por tu comentario... Es una pena que cosas tristes te hagan abrir de una vez los ojos...un placer volver a tenerte por aquí. Te mandó un beso gigante y otro para UBMF

      Eliminar
  3. Como te entiendo!!! Para buscar a Iván me obsesioné. Cuando se me retrasaba la regla por nervios la ilusión era tan grande, que cuando me venía era como si me clavaran un cuchillo. Un año estuve así. Entre eso y que Daniel no me dejaba dormir no había quien me aguantara. Y la gente que me quería me decía que acabaría enferma. Todo el mundo lo achacaba a que dormía mal, porque no me sinceré ni con mi marido. Al final me quedé embarazada del segundo y casi lloro de la alegría. Pero entonces comenzó otra nueva etapa muy angustiante porque el primogénito me demandaba mucha atención y muchos esfuerzos. En mi familia ha habido muchos casos de abortos y yo en vez de disfrutar de mi estado vivía en constante miedo. ¡Pesadillas tenía y todo! No me quiero ni acordar. Cuando parí y le vi respiré tranquila. Aunque me duró un día la tranquilidad, porque enseguida me dijeron lo de su cardipatía. Menos mal que ahora está hecho un toro!!! Se pasa fatal y es normal que te sintieras enferma. El cuerpo es muy sabio y es su manera de decir ¡para! Recupérate y que te mimen mucho los tuyos. Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu respuesta Dácil, y no sabes cuanto me ha ayudado. Gracias por compartir tu experiencia, me he sentido comprendida y da gusto. Es un lujo tenerte por aquí. Ya os iré contando si hay alguna novedad...aunque difícil lo veo.
      Un abrazo guapa!

      Eliminar
    2. Mucho ánimo y cariño desde aquí. Ahora sobre todo, dedícate a cuidarte.

      Eliminar

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer