Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 19 de noviembre de 2014

MAMA, PAPÁ… ¿Comemos juntos?


Desde hace algún tiempo hemos empezado a unificar horarios e intentar adaptarnos a nuestro peque para comer todos juntos. Esta decisión, aunque nos toque cenar más prontito de lo que acostumbrábamos nos ha traído un montón de cosas buenas. Mi hijo disfruta de todo el proceso desde el principio. Nos ayuda a poner la mesa, pone su sillita y cubiertos y ya no depende del Ipad o la TV para estar entretenido y comer bien. El mayor cambio no ha sido en cuanto a que coma más, porque el siempre ha comido genial tanto en la guarde como en casa, ahora tenemos un ratito para los tres, donde aprovechamos para preguntarle cosas, que interaccione con nosotros sintiéndose mas mayor y responder a todas sus inquietudes sobre la comida, que hay en la mesa, diferentes platos etc. Además conseguimos que después de quedarse dormido, tengamos más tiempo para nosotros (pareja) y relajarnos antes de acostarnos ;))
¿Vosotros como lo hacéis? ¿Comen los niños aparte o todos juntos en la mesa?Aquí os dejo información de los beneficios que aporta…

 

Los beneficios de comer en familia


Existen influencias positivas sobre el desarrollo personal de nuestros hijos.
Los acelerados tiempos que vivimos han generado varias consecuencias: algunas positivas y otras no tanto. Dentro de las negativas esta por ejemplo lo común que era para nosotros los hoy adultos comer en familia; ahora las cosas han cambiado, la televisión es muchas veces la compañía para el almuerzo o la cena.
Existen numerosos estudios que han constatado la influencia positiva que tiene comer en familia, sobre el desarrollo personal de nuestros hijos, así como sobre las relaciones entre los miembros de la familia.


¿Por qué es positivo comer con nuestros hijos y pareja?


- Comer juntos desarrolla la capacidad de comunicación: los niños aprenden a escuchar a otros y a compartir sus opiniones e ideas.

- Comer juntos fomenta los buenos modales, si los niños ven que los demás integrantes de la familia utilizan los cubiertos y no hablan con la boca llena, es más probable que luego hagan lo mismo. También en este momento podrás fomentar que permanezcan sentados a la mesa el tiempo suficiente.

- Es un buen momento para enseñarles que se debe ir a la mesa con las manos bien limpias, y lavarse los dientes luego de comer.

- El tiempo compartido en las comidas los ayuda a crear buenos vínculos familiares. Quizá muchas veces es la única ocasión en que la familia se reúne. Estos momentos son buenos para conversar sobre lo que han hecho y para planificar cosas juntos.

- Los mayores pueden ser un modelo de alimentación sana a imitar. Es más probable que los niños coman y disfruten un plato saludable si ven que su familia también lo disfruta.

- Si adquieren desde pequeños el hábito de comer juntos, los beneficios de hacerlo seguramente perdurarán hasta la adolescencia.

Fuente: alimenta.com

2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices en el post. Nosotros enseguida nos adecuamos a los horarios de nuestros primogénito y ahora disfrutamos de, sobre todo, cenas en familias maravillosas (y algunas muy tensas también, porque no todo es de color de rosa).

    Las comidas son más complicadas porque ellos van a comedor, papá come en el trabajo y mami malcome en casa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos pasa como a vosotros en las comidas durante la semana. El peque come en la guarde, y nosotros en el trabajo. Durante el finde si compartimos alguna, pero las cenas como os decían se han convertido en un momento especial del día, y tienes razón, no todo es de color de rosa... A veces quiere levantarse, coger de todo lo que pilla etc etc ;))

      Eliminar

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer