Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 15 de julio de 2015

Una simple conversación...


Como os decía ayer, se confirma que no estoy embarazada. Si me seguís por las redes sociales ya lo habréis visto... Test negativo. Lo esperaba... pero siempre duele confirmarlo.
Solo contaros una simple conversación, de esas normales y "sin mala intención" que puedes tener con cualquier conocido. Ayer en la piscina con mi hijo, una vecina sentada en el bordillo me preguntó si me iba a quedar "solo con uno"... " que pena que se quede solo tu hijo ¿no?" Y yo con cara de poker y mintiendo como una bellaca, le dije que nos habíamos plantado. Que nos habíamos acomodado, y por ahora nos quedábamos solo con él... Mi corazón se quedó tocado... Es duro no saber o no poder reconocer la verdad. En algunos blogs te dicen que hay que "salir del armario", reconocer que no puedes tener hijos a pesar de buscarlos... Yo estoy de acuerdo a medias. En mi entorno, a mi familia, a mis amigas que me quieren, a la gente que me importa de verdad, no me importa reconocer mi realidad, y de hecho me ayuda hacerlo... Pero al resto no. El resto solo quiere saber por curiosidad, para matar su gusanillo y tener de que hablar un rato. ¿Que les importa al resto mi intimidad? ¿Que les importa si estoy bien o mal? Seamos honestos... Les importa un comino que tengas mas hijos o no, y el porqué solo agrega morbo a unos minutos de conversación. Luego olvidaran que has dicho, y seguramente vuelvan a preguntarlo, porque no son conscientes de que implican ciertas preguntas, y todo el daño que puede venir detrás. Yo por eso ahora me cuido mucho de preguntar y tratar temas delicados. Si hay algo positivo de toda esta búsqueda es el haberme dado cuenta de lo fuerte que soy y todo lo que he pasado. Ahora soy mas tolerante, sensible y cauta con la gente. Y me planteo que historia tendrá cada uno detrás... Cuando veo mellizos pienso en que igual ha sido un largo camino de FIV etc, cuando veo matrimonios sin hijos después de tiempo, o hijos únicos... cuantas historias silenciadas habrá detrás y cuanto dolor... Y ALEGRÍA ¿por que no?
Hasta aquí mi simple reflexión. Me apetecía compartirla con vosotr@s.

5 comentarios:

  1. Buenas reflexión. Yo antes de ser madre también pecaba de hacer ciertas preguntas que, ahora sé, pueden molestar o incomodar. De hecho, a mí me las han hecho y no me ha gustado.
    Te deseo lo mejor y mucho ánimo para cumplir tu deseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda!! A veces no somos conscientes de lo mucho que puede herir una simple pregunta... Te deseó un buen verano que te mereces lo mejor. Seguimos en contacto!

      Eliminar
  2. Nunca se sabe ¿verdad? Cada historia tiene tantos recovecos... Y hay tantas preguntas sociales molestas... ¿cuando os casáis? ¿Para cuando el niño? ¿Y no le vais a dar hermanos? ¿Y no vais a ir a por la niña?... Por otro lado están las respuesta tipo que suelto ya casi sin pensar y me quedo tan ancha. Que cansinos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves... Hay veces que te dan ganas de mandar a alguno a freír monas... Que paciencia hay que tener... Gracias por comentar Dácil!!! Besitos

      Eliminar
  3. Anónimo18:36

    La verdad que hay mucha gente que ignora el daño que hace con ciertas preguntas. Yo estoy recién legrada de un embarazo buscadísimo y que nos costó seis mesecitos y tengo que escuchar casi a diario el ¿Te animas? ¿Para cuando lo vas a dejar?, incluso que me toquen la barriga para ver si estoy embarazada o no... no puedo evitar quedarme tocada un buen rato. De las cosas que más me arrepiento y confieso que me lo avisaron, es de haber dicho a algunas amigas y familiares que íbamos a ponernos a buscar....ERRORRRRRRRR

    ResponderEliminar

¡¡Gracias a tu comentario, por pequeño que sea, nuestro Blog se hace más y más grande!!

Large Grey Polka Dot Pointer